Cientos de copas se alzan en el Día Movimiento vino D.O.

Centenares de amigos del vino se dieron cita en la Portada de la Feria de Nuestra Señora de la Salud de la capital cordobesa con motivo del brindis del DÍA MOVIMIENTO VINO D.O.

El brindis se celebró a las 13:30, coincidiendo con la llegada al recinto ferial del desfile de jinetes y carruajes que cortejaban el estandarte de la Virgen de la Salud, dando así inicio oficial a la Feria de Córdoba.

Jinetes, amazonas, romeros, autoridades y viandantes participaron en el brindis, servido en este caso por la veterana venenciadora Aurora Luque, Marina Delgado y Rafael Fernández, que sirvieron vino perteneciente las bodegas de la Denominación de Origen Montilla-Moriles.

Este evento se realizó simultaneamente en 24 denominaciones de origen de 13 Comunidades Autónomas con la sana intención de hacer disfrutar y acercarse a descubrir el vino con Denominación de Origen.

El MOVIMIENTO VINO D.O. es cultura, es gastronomía, es turismo.

Son los bares, los puntos de venta, las bodegas, los restaurantes, un concierto, una exposición, una tarde con amigos, o un porque hoy es hoy, estoy aquí y voy a celebrarlo.

Es volver al origen, romper con lo establecido, mostrar al mundo los valores de los vinos con Denominación de Origen, alejarnos de las tendencias para crear algo verdaderamente nuestro porqué.

“Queremos dejar de ser diferentes para empezar a ser únicos“. Con ese objetivo nace el MOVIMIENTO VINO D.O. Con nuevas propuestas, nuevas ideas, nuevas formas de ver el presente: mirando al futuro.

Un futuro en que origen y modernidad, tradición y vanguardia, disfrute y consumo responsable se unen para ofrecer lo mejor de cada uno de ellos y transformarlo en la revolución del vino: el MOVIMIENTO VINO D.O.

Saborear vinos con D.O. es profundizar en la cultura y la historia de cada región. El vino con D.O. proyecta la identidad de cada territorio, sus valores y el sabor de sus tradiciones.

Las fiestas alrededor de la vendimia, el pisado de la uva, el primer mosto, las bodegas. . . todo ello forma parte de la cultura del vino. Una cultura que está en la calle, en los bares y restaurantes. Es la cultura de personas que saben disfrutar de la vida y a las que les gusta celebrarla en compañía.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.