La Ruta de Piedra Luenga se incorpora al programa Paisajes con Historia

El delegado de Medio Natural y Carreteras de la Diputación, Francisco Palomares, ha visitado junto al alcalde de Montilla, Rafael Llamas, la nueva ruta del programa Paisajes con Historia, la Ruta de Piedra Luenga, que transcurre por uno de los parajes más significativos del término.

Palomares ha destacado durante la inauguración que “la ruta tiene una longitud de 5,8 kilómetros de longitud y no es de un nivel de dificultad alto por lo que puede ser recorrida por toda la familia tanto a pie como en bicicleta o a caballo”.

Con esta nueva ruta, de alto valor histórico, ampliamos el catálogo de itinerarios de nuestro programa Paisajes con Historia ofreciendo una nueva alternativa de ocio y esparcimiento a los vecinos y vecinas de toda la campiña”, ha señalado.

El diputado provincial ha recordado que “desde el año 2002, cuando empezamos con el programa, se han puesto en valor más de 40 rutas por toda la geografía provincial y seguimos estando abiertos a cualquier petición de los ayuntamientos para poner en valor los caminos públicos rurales o municipales que deseen promover”.

Por su parte, el alcalde de Montilla y delegado de Presidencia de la Diputación, Rafael Llamas, ha expresado su satisfacción por contar con esta ruta “que permitirá a la ciudadanía contar con un nuevo sendero por el que caminar o hacer deporte y, además, que acerca una parte de nuestra historia que seguro algunos desconocían. Es un motivo de enorme alegría contar con un nuevo espacio para el disfrute de toda la zona”.

Descripción de la Ruta de Piedra Luenga

La ruta parte de la estación de tren de la calle Jaén, se encamina por la línea ferroviaria para tomar el camino Viejo de Aguilar. A un kilómetro pasa por una de las fuentes históricas de Montilla, El Álamo, en cuyo entorno se encontraron restos de una villa y un alfar de época romana”.

Antes de llegar al kilómetro 2, se divisan las salinas de la Encarnación, que dan fe de una industria tradicional en la campiña. Poco después del tercer kilómetro, rodeando el cerro Triguillo, se ve por primera vez Piedra Luenga, de la que hablara el escritor montillano Ponferrada Gómez.

Desde ese punto, por el camino de Riofrío, ya no se pierde de vista la roca en todo el recorrido. El relieve de Piedra Luenga llamó la atención de los primeros pobladores de la campiña. La presencia de un filón de mineralizaciones de óxidos de hierro la convirtió en una fuente de ocres usados en la Prehistoria como pigmentos.

Además, se han encontrado fragmentos de cerámica campanifome de más de 3.500 años de antigüedad en su entorno que pueden estar asociados con la presencia de un poblado que explotaba los minerales. Ya durante la época íbero-romana Piedra Luenga se convierte en una activa mina de hierro, como recuerdan las escaleras de entrada, las mortajas de las tirantas de madera, los martillos y pesas conservados en el Museo Histórico Local y los fragmentos de cerámica, escorias y canalizaciones.

La Delegación de Medio Natural y Carreteras de la Diputación de Córdoba tiene entre sus líneas de trabajo, a través de su Plan Provincial de Medio Ambiente, la creación y señalización de rutas con interés natural, histórico, paisajístico y etnográfico en los municipios de la provincia.

Las rutas se señalizan a su inicio y final con paneles explicativos del recorrido y de los elementos más relevantes de la ruta. Además, distintas señales de dirección y de recorrido guían al visitante que puede encontrar en determinados puntos paneles interpretativos que describen los elementos más representativos de la ruta.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *