La educación es cosa del corazón

Hoy os traemos una entrevista de lujo y que no tiene desperdicio sobre la educación, la enseñanza, la sociedad y las consecuencias relacionadas con el Covid19, merced a dos instituciones vivas como son los profesores jubilados Don Francisco y Don Charli.

Entre Francisco Jiménez García, Don Francisco y Francisco Solano González Salido, Don Charli, suman mas de medio siglo de enseñanza entre las paredes del Colegio Salesianos de Montilla, que bajo la máxima que decía Don Bosco «La educación es cosa del corazón», han sabido trasmitir valores como la curiosidad, esfuerzo y tesón a los miles de niños y adolescentes que han pasado por sus clases

Francisco Jiménez García

El decano del Colegio Salesianos de Montilla, comenzó allá por septiembre del 1976 hasta enero de 2021. Estuvo varios años en el primer ciclo de EGB (1 y 2 curso), posteriormente en la segunda etapa de EGB y en ESO, dando clases de Lengua y Francés, y ocasionalmente de Sociales y Música.

Gran salesiano, ha participado en actividades pastorales de la casa, siendo animador grupos Luz- Vida, componente de varias juntas de antiguos alumnos y del Cristo del Amor.

Francisco Solano González Salido (Charli)

Este entrenador nacional de fútbol, entró a formar parte del Claustro de maestros del Colegio Salesiano en el año 1983, haciéndose cargo del deporte, como no podía ser de otra manera.

Fruto de su inquieto y activo carácter:

  • Consiguió que en el año 1985 el Colegio Salesianos se proclamara campeones de Córdoba en la modalidad de infantil de baloncesto, jugando la final de Andalucía en Almería.
  • Organizó las primeras ligas locales de baloncesto y fútbol sala de mayores de 30 años en el Colegio Salesianos, que luego continuaría al Ayuntamiento de Montilla
  • Pionero en las convivencias educativo pastorales que celebraban al final del curso (familias, alumnos y maestros). Celebrando una Eucaristía en el campo como eje principal de la convivencia.

Ambos videos, como sus protagonistas, no tiene desperdicio. Ha sido un lujo poder sentarme con ellos y disfrutar de una magistral clase de sencillez y amor por la enseñanza y sus alumnos.

Antonio Galán

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.