AFAMO destina parte de los fondos obtenidos de la carrera contra el Alzheimer a personas dependientes

El teniente de alcalde de Bienestar Social, Francisco Lucena, la presidenta de AFAMO, Transi Jiménez y la directora de Servicios Sociales, Mari Carmen Galisteo, han dado a conocer esta mañana el acuerdo de colaboración alcanzado entre la Asociación de familiares de enfermos de Alzheimer y los Servicios Sociales del Ayuntamiento para atender a personas dependientes de la localidad.

No es normal que una asociación ofrezca ayuda, cuando lo habitual es que la pidan”, ha indicado Lucena, quien ha destacado que este convenio se enmarca en el objetivo de trabajar en red, “que es uno de los principios inspiradores de los Servicios Sociales de Montilla, ya que cuantos más trabajan en la consecución de un objetivo, mejor será el resultado del mismo”. Por ello Lucena ha reconocido el trabajo que realiza este colectivo al tiempo que le ha agradecido la puesta en marcha de esta iniciativa.

La cantidad que ha ofrecido AFAMO alcanza los 1500 euros, que permitirán ofrecer ayudas a 10 familias para gastos de farmacia y ortopedia.

Transi Jiménez ha explicado que de esta manera “AFAMO devuelve a la sociedad parte de lo que ésta le entrega. Por ello hemos querido que una parte de los beneficios alcanzados con la Carrera Popular contra el Alzheimer se destinen a aquellas personas que más lo necesitan”. Esta prueba deportiva se celebró el pasado 23 de septiembre y en ella participaron 700 corredores de todas las edades. “Para nosotros es una satisfacción poder entregar este dinero, al tiempo que agradecemos a todos los participantes su colaboración con nosotros en la carrera, ya que son ellos quienes han hecho posible este convenio”.

Por su parte la directora de Servicios Sociales ha insistido en la necesidad de trabajar en red para que se pueda realizar en este campo un trabajo integral. “Por eso, cuando vino Transi con la idea decidimos hacer un protocolo y firmar este convenio de colaboración que permitirá atender los gastos de farmacia y ortopedia de diez personas que tengan un grado de dependencia 2-3, que puedan tener más de una persona dependiente en la unidad familiar o bien familias con una economía débil o precaria”.

Mari Carmen Galisteo ha añadido que estas ayudas vienen a cubrir unos gastos que no se cubren con otro tipo de ayudas “y además el acuerdo nos permite disponer de estos fondos en un tiempo largo, lo que permitirá poder estudiar las necesidades y destinarlos a aquellas familias que más lo necesiten”.

compártelo en
Share

NINGÚN COMENTARIO

Deja un comentario