La ampliación de la zona regable de Genil-Cabra se hará a costa del resto de cultivos regables

La secretaria general de COAG Córdoba, Carmen Quintero, recuerda que el regadío es esencial para Córdoba y denuncia que la ampliación de la zona regable Genil-Cabra se hará a costa de todos los cultivos y muy especialmente de los cultivos anuales (herbáceos, cultivos hortícolas, cultivos industriales, hortícolas en fresco, y hortícolas para industria), abocados a la ruina. “Llevamos dos años consecutivos con pérdida de dotación de agua y sin poder sacar adelante los cultivos de verano, con lo cual muchos agricultores están en la ruina”.

Para Carmen Quintero los objetivos de ampliación están claros, ya que aparecen en el propio Plan Hidrológico del Guadalquivir, aprobado recientemente. Y se pregunta ¿con qué recursos se hace la ampliación? Si se hace con una dotación a mayores de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir o a costa de quitarle los recursos históricos reconocidos a los agricultores con una dotación por hectárea.

Es ya conocida la práctica que se hace en algunas comunidades de regantes, con el visto bueno de la Confederación de reducirle la dotación por hectárea para que unos pocos amplíen tierras de secano y las metan en regadío, pegando un pelotazo”. “Hay miles de agricultores que sospechamos que el proyecto de ampliación se quiere hacer a costa de quitarnos a los regantes 280 m3 por hectárea a los riegos existentes”.

Este año, que no se han podido regar los cultivos y tenemos una ruina encima, nuestra pregunta es si procede la ampliación, quitando recursos hídricos a la dotación existente”.

Como agricultora de regadío del Genil Cabra le pregunto a José Berlanda, asesor de la comunidad y portavoz de la nueva asociación creada en Córdoba, ¿con qué recursos hídricos piensa hacer la ampliación de Santaella y La Carlota? ¿Va a tocar los recursos hídricos de forma lineal a todos?

La realidad que gestionamos es muy cruda” insiste la secretaria general de COAG Córdoba, que asegura que “ampliación sí pero con dotación 100 % de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir”. “La supervivencia de los cultivos anuales está en juego, cuando falta agua y según la ley, tienen preferencia éstos, si no es así se perderán miles y miles de puestos de trabajo”.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.