Hacerse amiga de la esclerosis múltiple como terapia para superarla

Eva Aguayo, paciente de esclerosis múltiple desde hace doce años, se ha propuesto hacer el Camino de Santiago desde Finisterre, 150 km, en apoyo a los niños enfermos de cáncer.

La montillana Eva Aguayo sufrió un duro golpe cuando se le comunicó hace 12 años que padecía esclerosis múltiple, la cual le ha provocado pérdida de fuerza en la mitad de su cuerpo y también graves problemas de visión.

Si bien, en un primer momento se encontró aturdida y desorientada ante el panorama que se le avecinaba, gracias al infinito amor de sus amistades, la inspiración y su inquebrantable fuerza de voluntad, supo remontar y hacerse amiga de la enfermedad como bien nos explica en la entrevista en video que le hemos hecho.

Tras organizar su vida a su nueva realidad y dominar las carencias de la enfermedad, logró encontrar un trabajo en la ONCE y confió su recuperación a la medicina y al senderismo, combinación perfecta para lograr tener espíritu y cuerpo en armonía.

Si bien, en el 2021 quiso dar visibilidad a la esclerosis múltiple por lo que realizó el camino primitivo de Santiago, este año se ha propuesto hacer el Camino de Santiago desde Finisterre, unos 150 km, en apoyo a los niños enfermos de cáncer. 

Por ello, todos los lunes instala una mesa solidaria en la puerta del Centro de Salud de Montilla donde vende camisetas y pulseras a beneficio de la Asociación contra el Cáncer Infantil de Córdoba.

Antonio Galán

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.