El primer aforo del olivar en Andalucía para la campaña 2017-2018 prevé la recogida de 4,3 millones de toneladas de aceituna para molturar y la obtención de unas 884.900 toneladas de aceite, un 15,8% inferior a la de la campaña 2016-2017 y se sitúa un 7,7% por debajo de la media de las últimas cinco campañas.

Esta caída obedece, sobre todo, a las elevadas temperaturas registradas desde la primavera y a la escasez de lluvias, aunque se espera que las precipitaciones del otoño mejoren algo la situación. Pese a ello, el responsable agrícola autonómico confía en que el sector afiance un liderazgo que quedó “claramente de manifiesto” en el último ejercicio con unas exportaciones, entre octubre y agosto, por valor de más de 2.500 millones de euros.

Los datos colocan a Jaén como la principal provincia productora con 1,65 millones de toneladas de aceituna para almazara, de las que derivarán en torno a 360.000 toneladas de aceite de oliva. El descenso es más acuciado que en el conjunto de la región, un 28,5% menos que en el ejercicio anterior, en Córdoba, segunda provincia productora, de casi un 9%, mientras que en Granada y Cádiz se esperan reducciones superiores al 15% 

Por contra, con respecto a la campaña anterior se producen crecimientos en Sevilla (+7,7%, con 103.700 toneladas de aceite), Málaga (+23,2%, con 57.700 toneladas) y Almería (+12,2%, con 12.500 toneladas).

En cuanto a la aceituna de mesa, el aforo apunta a una cosecha de alrededor de 422.000 toneladas en toda Andalucía (cae un 19% con respecto al curso pasado y un 10,6% si se toma como referencia la media de las últimas cinco campañas). El descenso más acuciado se produce en la principal provincia productora, Sevilla, con 296.170 toneladas que suponen una caída del 24,6% respecto a la última campaña y un 12,9% en relación con la media de los cinco ejercicios anteriores.

Esta caída en la producción tendrá también su reflejo en el empleo, ya que se espera una campaña más corta de lo habitual. En concreto, registrará unos 15,6 millones de jornales en labores asociadas al cultivo y recolección de la aceituna (para mesa y almazara). Jaén será la principal provincia generadora de empleo con 4,8 millones de jornales previstos.

Coag Andalucía pide que se amplíe la autorización para regar un olivar muy perjudicado por la sequía
Los datos son incluso peores de lo que esperábamos”, ha explicado Juan Luis Ávila, responsable de olivar de COAG Andalucía, que ha asistido a la presentación del aforo. “El olivar de secano y el de regadío que no ha podido regarse están en situación límite. Por eso, pedimos que comiencen a articularse todas las medidas que se aplican en caso de sequía, tales como la reducción de módulos fiscales, la exención del IBI, préstamos a interés cero, etc.”.

Además, el responsable de olivar ha destacado que “nos preocupa lo que pueda pasar en los próximos días, porque no hay previsión de lluvia de aquí a dos semanas. Por eso, vamos a pedir que se amplíe la autorización para regar a aquellos productores que no han consumido totalmente su dotación de agua”. En este sentido, Juan Luis Ávila ha defendido que a la hora de hacer la planificación hidrológica debe tenerse en cuenta la generación de empleo y riqueza, para hacer el mejor uso posible de un bien escaso y precioso como el agua.

COAG Andalucía pide también a la Consejería de Agricultura que se resuelvan cuanto antes las ayudas a los planes de mejora, antes del inicio de la campaña. También pedimos que se agilice todo lo posible el pago de las ayudas de incorporación que todavía están pendientes.

Asaja Córdoba considera “nefasta” para la provincia la pérdida de un 8,9% de producción de aceite
ASAJA-Córdoba considera “nefasta” para la provincia la producción de 243.700 toneladas de aceite que fija el primer aforo de aceite y aceituna. Esta cifra supone un descenso del 8,9% con respecto a la campaña recién concluida, lo que hace considerar a Asaja que, con esta escasez, no se debería producir tensión a la baja en los precios, sino todo lo contrario.

Tras una buena floración en primavera, el comportamiento climatológico posterior ha hecho estragos en el sector: “No se produjo el cuajado adecuado debido a las escasas precipitaciones, algo que, sumado a una primavera, verano y principio de otoño extremadamente secos y calurosos han traído estas consecuencias”, apunta el presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa.

Para Fernández de Mesa, los datos de producción españoles, andaluces y de la provincia contrastan con los primeros aforos realizados por diferentes organismos en los que se apuntaba una ligera subida de la cosecha de aceite y aceituna.

Si en nuestra tierra, cuna del olivar, baja la producción, pero la media mundial es más alta, podría darse una situación tan poco favorable respecto a los precios que no se corresponderían con nuestro descenso”, afirmó el presidente de Asaja Córdoba. Sin embargo, considera que el mercado este año “estará bastante equilibrado, por lo que no debería darse ningún repunte a la baja en los precios, más bien todo lo contrario”. En esto también influirá notablemente el comportamiento de las precipitaciones este otoño, invierno y primavera.

compártelo en
Share

NINGÚN COMENTARIO

Deja un comentario