Presentado el cartel y los actos conmemorativos del IV Centenario de la llegada de Nuestro Padre Jesús Nazareno a La Rambla

La Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Amargura ha presentado estos días el cartel y el programa de cultos y actos con los que se conmemora el IV Centenario de la llegada de la imagen del Señor a La Rambla, y que tendrá como eje principal la celebración del Año Jubilar Nazareno en 2022.

El acto se desarrolló en la iglesia del Espíritu Santo y delante de la imponente imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, y participó el hermano mayor de esta cofradía D. Antonio Raúl Raigón, el vice hermano mayor D. Juan Sierra, el consiliario de la Hermandad y Párroco de Ntra. Sra. de la Asunción Rvdo. Sr. D. José Ángel Arévalo, y el autor del cartel D. Jesús Zurita, en presencia de la Junta de Gobierno de esta cofradía, de la primera teniente de alcalde y concejala de Cultura Rafi Hinestrosa y varios miembros de la Corporación Municipal.

El hermano mayor manifestó que con este acto iniciamos los actos de conmemoración de la llegada de Nuestro Padre Jesús a La Rambla. “Han pasado 4 siglos y aquella imagen que llegó a La Rambla el 4 de marzo de 1622 es hoy el gran icono devocional de nuestro pueblo, a la que han rezado nuestros padres, abuelos, reyes e infantes, pobres, enfermos, desahuciados, etc. todos ellos vieron reflejadas sus cargas en ese hombre que camina con la cruz a cuestas”, dijo.

Hoy iniciamos el camino de una conmemoración histórica y singular inaugurando los actos con los que vamos a celebrar los 400 años de la llegada del Señor a La Rambla, su pueblo, afirmó Antonio Raúl Raigón y continuaba, “la Hermandad junto a la Comisión Organizadora ha pretendido elaborar un programa de actos y cultos que estuvieran a la altura no solo de la dimensión histórica que supone este IV Centenario, si no de la importancia artística y devocional del Señor. Muchos de estos actos supondrán un hito más en la dilatada historia de esta Hermandad y del pueblo de La Rambla”.

El hermano mayor ha calificado como “histórico y singular para La Rambla y para toda la Diócesis de Córdoba, el hecho de que la Santa Sede nos ha concedido un Año Jubilar por el 400 Aniversario de la llegada de la Sagrada Imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, algo que no había ocurrido hasta ahora en La Rambla y que convertirá esta iglesia del Espíritu Santo en centro de peregrinación hasta principios de 2023”.

En este sentido el consiliario de la Hermandad y Párroco de Ntra. Sra. de la Asunción Rvdo. Sr. D. José Ángel Arévalo afirmó que este Año Jubilar supondrá la conversión en el corazón de los cristianos y servirá también para que nos acerquemos de verdad a la pasión del Señor a través de esta imagen de Jesús. “Una vez que comience el Año Jubilar, cada sábado podremos ganar el jubileo siguiendo las pautas que nos remita la Penitenciaría Apostólica siempre delante de la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno”, comentó el párroco y añadió “Dios va a derramar su gracia de una forma muy especial para el pueblo de La Rambla y para todos los que nos visiten durante todo el Año Jubilar y recen ante la Imagen del Señor”.

Antes de descubrir el magnífico cartel que anuncia este IV Centenario, el hermano mayor destacó que “a lo largo de su historia la Hermandad siempre ha caminado hacia la excelencia incorporando obras de artes de primer nivel y de reconocidos artistas. Para el cartel del IV Centenario de la Devoción Nazarena también hemos apostado por la excelencia del artista Jesús Zurita Villa, un autor con gran reconocimiento de crítica y gran devoto de Jesús Nazareno”.

Por su parte el vice hermano mayor Juan Sierra quiso recordar a tantos nazarenos que “a lo largo de los 418 años de historia de esta cofradía han puesto su granito de arena para que hoy nos encontremos aquí celebrando del 400 Aniversario de la llegada de Nuestro Padre Jesús a nuestro pueblo y a esta iglesia”. “En muchas ocasiones tanto en la Junta de Gobierno de la Hermandad como en la Comisión Organizadora del IV Centenario nos hemos preguntado cómo estarían aquellos nazarenos de 1622 cuando esperaban la llegada desde Sevilla de la imagen del Señor que habían encargado al escultor Juan de Mesa y Velasco”, reflexionaba.

Juan Sierra mostró su agradecimiento “a todos los que nos precedieron en esta Hermandad” y tuvo un sentido recuerdo a los hermanos que se marcharon ante la presencia del Señor. “Nuestra eterna gratitud hacia ellos”, dijo.

PROGRAMA DE CULTOS Y ACTOS

Juan Sierra presentó un amplio programa de cultos, actos y salidas procesionales que se desarrollarán en 2022. Así, la apertura del Año Jubilar tendrá lugar el próximo 6 de enero con la presencia del Obispo de Córdoba Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Demetrio Fernández González.

El día 28 de enero tendrá lugar el Pregón del IV Centenario a cargo de D. Salvador Ruiz Pino, y se iniciará un amplio ciclo de siete conferencias a lo largo de todo el año entre las que destaca “Jesús de Nazaret y la Familia” a cargo del vicario general de la Diócesis M.I.D. Antonio Prieto Lucena.

El 4 de marzo, fecha en la que el Señor llegó a La Rambla en 1622, tendrá lugar un Santo Vía Crucis con la Imagen de Ntro. Padre Jesús Nazareno hasta la Parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción donde se celebrará un Septenario Extraordinario que abrirá D. Antonio Prieto Lucena y cerrará el Sr. Obispo. El día 13 de marzo se llevará a cabo el traslado de la Imagen a su iglesia del Espíritu Santo.

El 14 de abril, Jueves Santo, la imagen del Señor aparecerá en los décimos de la Lotería Nacional.

El 10 de septiembre tendrá lugar en el Paseo del Calvario la Solemne Misa Estacional y Bendición Apostólica presidida por el Sr. Obispo, que también participará en el Cierre del Año Jubilar el 6 de enero de 2023.

El vice hermano mayor comentó también que tanto la Hermandad como la Parroquia, y con la colaboración del Ayuntamiento de La Rambla, han estado desarrollando obras de reforma y mejoras en la iglesia del Espíritu Santo “para preparar el templo para el IV Centenario y para el Año Jubilar, como el camarín del Señor, la restauración de los tejados, cambiado las ventanas, restauración de la puerta y todo el entorno del atrio del templo que se transformará en una plaza para el pueblo de La Rambla”.

EL CARTEL

Por su parte, Jesús Zurita Villa autor del cartel hizo una exposición de la interpretación artística, personal y devocional de esta obra de arte, que reproducimos en su totalidad:

En la iconología cristiana, el símbolo de la luz es uno de los elementos más repetidos para representar a Dios y el bien, y las cosas buenas que del mismo Dios devienen. En el principio se hizo la luz, la luz, que parece ser el principio de todas las cosas.

Quizá el elemento simbólico más determinante en este cartel, que conmemora el cuarto centenario de la llegada de la Imagen de Jesús Nazareno a La Rambla sea el fuego, el signo del Dios que calienta, acoge, abriga, centellea, ilumina y enciende.

La escena del cartel se sitúa en un paisaje idílico, en un locus amoenus, el cielo tiene una luz mágica y enigmática, no se sabe si amanece o atardece, para representar el tiempo sin medida. El árbol de la vida, el que estaba plantado en el Edén, centra la composición, para reforzar esta idea de infinitud. El Señor aparece en el centro, -portentoso-, vestido de gloria y majestad, con la rica túnica dieciochesca y la preciosa cruz de plata americana al hombro. La imagen del Nazareno surge de la zarza que arde y no se consume, -en referencia a aquella de Moisés-. Cierto es que las imágenes no son teofanías en sí mismas, pero ¿Quién niega que ante la imagen del Señor de La Rambla uno no siente que tiene a Dios enfrente?

A la izquierda del Señor se sitúa San Juan Bautista, el más grande de los nacidos de mujer, señalando a Jesús como el mesías esperado. A la derecha, en el fondo, Cristo triunfante y resucitado; bajo este, la alegoría de la fortaleza. Estas tres imágenes son obras de Juan de Mesa, el San Juan y la fortaleza se exponen actualmente en el Museo de Bellas Artes de Sevilla y el resucitado se localiza en la Capilla Sacramental de Tocina.

En el fondo aparece la columna de fuego, en referencia a aquella con la que Dios guiaba a su pueblo por el desierto en busca de la tierra prometida, como aparece descrito en el Éxodo: “Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche. Nunca se apartó de delante del pueblo la columna de nube de día, ni de noche la columna de fuego”.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.