Nuevo protocolo de familias colaboradoras para los menores de centros de protección

El Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento de la implantación del Protocolo de actuación del programa de familias colaboradoras para personas menores acogidas en centros de protección, mediante el que estos niños, niñas y adolescentes también pueden beneficiarse de la convivencia con una familia por periodos de tiempo.

Entre los objetivos de este programa, se encuentra posibilitar el establecimiento de vínculos emocionales sanos con las personas integrantes de la familia y permitir conocer al menor el funcionamiento de una dinámica familiar alternativa a la de su familia de origen, adquiriendo habilidades, capacidades, actitudes y aptitudes para desenvolverse en la vida diaria.

Tras un proceso de reflexión sobre el Programa de familias colaboradoras, se ha considerado necesaria su revisión con el objetivo de unificar criterios y, una vez consideradas la experiencia y buenas prácticas, se ha elaborado un protocolo común de actuación por parte de las delegaciones territoriales de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación que contribuya a avanzar en la implementación efectiva del programa en Andalucía.

El protocolo recoge las actuaciones para realizar la valoración de la familia. De esta forma, el equipo técnico encargado de la valoración realizará un informe de propuesta de aptitud, así como los seguimientos, que serán llevados a cabo por el personal educativo de referencia.

Este documento es fruto de un trabajo de sistematización y homogeneización del procedimiento, donde se establecen y definen las características del programa, los perfiles de las personas menores y de las familias colaboradoras y las distintas fases de actuación. Todo ello con una serie de pautas específicas para la intervención de los profesionales, de acuerdo al ámbito de actuación del que proceden, que se instrumentaliza mediante instrucción de la Dirección General de Infancia.

En su proceso de elaboración, se ha contado con la colaboración y contribución de los equipos de profesionales de los servicios de protección de menores, así como con la aportación a nivel científico y de generación de conocimientos del Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad de Sevilla.

Familias colaboradoras

Las familias colaboradoras se ofrecen a compartir, durante espacios de tiempo determinados, su forma de vida con una niña, niño o adolescentes que resida en un centro de protección de menores. En general, todas las personas menores en acogimiento residencial son susceptibles de participar en el Programa de familia colaboradora, especialmente en los casos en los que se prevea una institucionalización a medio o largo plazo o para aquellos que, sin haber descartado otras alternativas familiares, no sea posible iniciar la convivencia con carácter inmediato. Si bien el protocolo implantado establece como edad recomendada a partir de los 8 años, salvo en el caso de menores con discapacidad o grupos de hermanos cuando la salida sea conjunta y el criterio técnico así lo aconseje.

Entre otros puntos, el nuevo protocolo establece que, con el objetivo de dar a conocer este programa, las entidades financiadas con fondos públicos que lo desarrollen realizarán igualmente actividades orientadas a la difusión y captación de familias en su ámbito de actuación.

Asimismo, que las familias deben adquirir los conocimientos y habilidades necesarias para establecer una vinculación positiva con el niño, niña o adolescente con el que van a colaborar, así como para abordar las situaciones derivadas de dicha situación.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.