Asaja Córdoba rechaza la LRN al suponer “un duro revés” para el campo

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha lamentado que el Consejo de Medio Ambiente de la Unión Europea aprobara la Ley de Restauración de la Naturaleza (LRN) “asestando otro duro revés” al sector primario dando la espalda, una vez más, a los agricultores y ganaderos.

En su opinión, “esta decisión irresponsable demuestra un completo desprecio por la sostenibilidad económica de la agricultura y la soberanía alimentaria”.

Añade que la imposibilidad de aplicar cláusulas de reciprocidad a terceros países demuestra “la incoherencia de esta ley”; y la negativa a exigir estándares similares de producción a nuestros competidores internacionales “es una traición al sector agropecuario europeo colocándolo en una situación económica muy comprometida”.

Además, considera que la aprobación de la LRN, sin un presupuesto claro, “es un acto de negligencia y es inaceptable que se apruebe una legislación sin considerar sus implicaciones financieras”. Después de su aprobación, sigue sin quedar claro cómo se financiarán las medidas de esta norma. A pesar de las advertencias, la PAC puede acabar sufragando esta ley, suponiendo una carga adicional inasumible tanto por su insuficiencia como por inadecuado.

La restauración de la naturaleza, que pretende esta disposición, amenaza con convertir la agricultura y la ganadería en actividades no rentables en casi el 40 % de la superficie de España, afectando gravemente la economía rural y la sostenibilidad del sector. La inclusión de las zonas de Red Natura 2000 para su aplicación es un golpe devastador para nuestros agricultores y ganaderos.

La justificación de que serán los planes nacionales los que implementarán la LRN solo traerá más confusión y distorsiones al mercado. Esto erosiona uno de los principios fundamentales de la UE: el mercado común, donde todos los agricultores deberían tener las mismas oportunidades.

Por último, la no eliminación de la cláusula de no deterioro “podría llevar a situaciones ridículas e injustas para los agricultores y ganaderos. ¿Cómo se espera que prosperemos e innovemos si no podemos realizar mejoras básicas en nuestras explotaciones?” Quedaría prohibido, por ejemplo, instalar un cobertizo para proteger al ganado de ataques del lobo, subraya la organización agraria.

Fernández de Mesa concluyó que “es lamentable que los políticos ideológicos de ecologismo radical no quieran aceptar los resultados de las elecciones europeas que les han dado la espalda. Los ciudadanos queremos otras políticas que de verdad ayuden a la agricultura a preservar el territorio y a abaratar la cesta de la compra”.

Desde ASAJA, se continuará luchando para reducir el impacto devastador de esta ley en España y exige que se escuche la voz de los agricultores y se pongan en marcha políticas que promuevan verdaderamente la sostenibilidad económica, medioambiental y social de la agricultura europea.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *