La denominación de Perseidas se debe a que la zona de la que parecen venir los meteoros es la constelación de Perseo, mientras que el sobrenombre de las ‘Lágrimas de San Lorenzo‘ proviene de la Edad Media. Como la lluvia se produce en el entorno del 10 de agosto, día de San Lorenzo, se asociaron las estrellas fugaces a las lágrimas que derramó el santo al ser quemado en la hoguera.

Cada verano por estas fechas la Tierra se cruza en la órbita del cometa Swift-Tuttle, de 26 kilómetros de diámetro y una órbita de 135 años alrededor del Sol(por última vez en 1992). Esta órbita está llena de partículas pequeñas, como granos de arena o menores, que han sido liberadas por el cometa en sus pasos anteriores.

Cuando una de estas partículas, que formaron en su día la cola del cometa, entra en la atmósfera terrestre, la fricción la calienta hasta vaporizarla a gran altura (unos 100 km). Durante unos segundos, la partícula brilla como si fuera una estrella, y por eso este fenómeno recibe el nombre popular de estrella fugaz. No se trata por tanto de una estrella sino de una partícula de polvo incandescente.

El fenómeno de las Perseidas cuenta con una Tasa Horaria Zenital (THZ) de 100, que indica el número máximo de meteoros que pueden llegar a verse en una hora con las condiciones adecuadas de posición y luminosidad, lo que la convierte en una de las mayores lluvias del año.

¿Qué hacer para ver las Perseidas? 
El lugar de observación puede ser cualquiera con tal de que proporcione un cielo oscuro. Es preferible observar desde un lugar que tenga pocos obstáculos para la vista (como edificios, árboles o montañas), y no utilizar instrumentos ópticos que nos limiten el campo de visión.
Aunque las Perseidas parecen venir de la constelación de Perseo (de ahí su nombre), se pueden ver en cualquier parte del cielo. Lo más cómodo es tumbarse y esperar a que la vista se acostumbre a la oscuridad.

¿Cuál es el mejor momento para observar las Perseidas? 
El máximo de actividad de las Perseidas se espera a partir de la 01:00 horas del 13 de agosto (hora oficial peninsular). Por ello, el mejor momento para observar este fenómeno será la noche del 12 al 13 de agosto.

Como otras lluvias de meteoros, la actividad no se limita al momento del máximo, sino que durará varios días  Por ello, debería ser posible observar Perseidas unos pocos días antes y después del máximo.

compártelo en
Share

NINGÚN COMENTARIO

Deja un comentario