Tras las polémicas con Asaja y Ciudadanos por la tardanza en la publicación de la Orden General de Vedas en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, por fin ya ha sido ha publicado la nueva orden en la que se recogen las vedas y períodos hábiles de caza y en la que se dan a conocer las novedades para la temporada 2017/2018 en Andalucía.

En esta norma, que modifica la del 5 de junio de 2015, se incluyen las medidas acordadas en el último Comité de Caza y que tienen como objetivo favorecer una actividad cinegética respetuosa, ordenada y sostenible en todo el territorio andaluz.

Entre los cambios registrados este año sobresale la modificación del período hábil para la caza de zorzales y estornino pinto, retrasando tanto el inicio como el final de su periodo al 12 de noviembre y 4 de febrero, para adaptarlo al estudio denominado ‘Fenología migratoria del zorzal común. Levantamiento de información con referencia geográfica en Andalucía para su conservación como patrimonio natural”. Igualmente se procede para la zona costera de Cádiz, que se desplaza el inicio del periodo hábil al 15 de octubre y el final al 4 de febrero.

Respecto a la modalidad de perdiz roja con reclamo se ha aprobado que los cotos de caza de la provincia de Málaga, adscritos a las áreas cinegéticas de Tejeda-Almijara y Ronda-Grazalema, puedan optar entre el periodo hábil de caza de su grupo de zonas cinegéticas y el correspondiente al de fechas más tempranas, al tratarse de una medida de conservación respecto al periodo de reproducción de la especie, tal y como recomienda la Comisión Europea.

En relación con la caza del conejo y la tórtola común se reduce el cupo de captura de los mismos y se excluye la tórtola del periodo general de caza, es decir, del 8 de octubre al 31 de diciembre, con el fin de favorecer el estado de sus poblaciones. Entre las causas que han provocado el declive de las poblaciones de tórtola común en todo el territorio nacional y europeo se encuentran la destrucción y alteración de su hábitat de cría, la intensificación agrícola en zonas productivas, el empleo masivo de fitosanitarios, la desaparición de linderos arbolados y bosques de ribera, la caza abusiva o las prácticas ilegales.

Malestar en Asaja por la publicación tan tardía de la orden de vedas por parte de la Junta
La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) lamenta una publicación tan tardía, a falta solamente de 10 días para el comienzo de la temporada de caza, ya que este hecho es imprescindible para que pueda iniciarse y planificarse la actividad cinegética.

Este retraso ha causado un grave perjuicio a los titulares de cotos, organizadores de cacerías, etcétera, los cuales no han podido contratar con plena seguridad los servicios de rehalas, veterinarios, empresas de catering, reservas de hoteles, etcétera hasta no disponer de una autorización administrativa para poder celebrar las cacerías.

De esta forma “se ha interrumpido o se limitado de forma muy seria toda esta cadena económica, crucial para el desarrollo económico de la provincia” y, junto a ello, las contrataciones de seguros de responsabilidad civil para las monterías o la contratación de servicios de empresas autorizadas para la gestión de subproductos de origen animal generados (SANDACH) los cuales no pueden contratarse con seguridad hasta que la Consejería de Medio Ambiente las haya autorizado.

Además, los propios cazadores, en especial los que provienen de otros países, van a contar con muy poca antelación para poder cerrar sus agendas y viajes de caza con el consiguiente daño económico para el sector cinegético.

En cuanto al contenido de dicha Orden cabe destacar que hasta el 13 de agosto no tendrá lugar la apertura del periodo hábil de caza del conejo reduciéndose el cupo de capturas del mismo de 5 a 3 ejemplares por persona cazadora y día durante el mes de noviembre con el fin de reducir la presión cinegética que facilite el período de reproducción del conejo. Así mismo cabe destacar que se ha fijado para la tórtola un cupo máximo de captura de 5 ejemplares por persona cazadora y día, excluyéndose esta especie del período general de la caza menor, es decir entre el 6 de octubre y el 3 de enero debido al estado de declive de sus poblaciones.

En cuanto a la caza mayor, aparte de la supresión del arruí como especie cinegética, cabe reseñar que el periodo hábil comenzará el 14 de octubre y, otro año más, el arranque de las monterías se verá condicionado por la meteorología, según las temperaturas y lluvias en ese momento.

Por último y tras la reciente aprobación en el Consejo de Gobierno de la Junta del nuevo Reglamento de Ordenación de la Caza, Asaja sigue esperando que la administración regional retome la redacción de la Orden que regulará el control de predadores, cuyos borradores siguen estancados, a pesar de la enorme demanda del sector.

Orden de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. BOJA número 147 de 2 de agosto de 2017 (PDF)

compártelo en
Share

NINGÚN COMENTARIO

Deja un comentario