SATSE y CONFEDAMPA reclaman que el proyecto piloto de la enfermera escolar se implante el próximo curso

compártelo en
Share

El Sindicato de Enfermería (SATSE) de Andalucía y la Confederación Andaluza de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (CONFEDAMPA) se han propuesto que el proyecto piloto de la enfermera escolar se ponga en marcha en los centros educativos andaluces a lo largo del próximo curso escolar.

Este proyecto que ha sido elaborado por ambas organizaciones desde el 2016, se ha ido presentando en el último año a todos los grupos parlamentarios, contando con el respaldo de cada uno de ellos para implantar la figura de la enfermera escolar en Andalucía, así como de todas las asociaciones de pacientes y de padres y madres con las que se ha mantenido contacto.

Así, el proyecto piloto propuesto por SATSE y CONFEDAMPA contempla la adscripción de la enfermería escolar a la Consejería de Salud como una categoría más a la que los profesionales puedan acceder desde las categorías de Enfermería, Enfermería Familiar y Comunitaria, Enfermería Pediátrica y Enfermería de Salud Mental.

Para comenzar, explican las organizaciones, dicho pilotaje de enfermería escolar se implantaría el próximo curso escolar 2018-2019 en varias provincias andaluzas y se contaría con el máximo número de enfermeras posibles para su puesta en marcha inicial.

Además, apuntan SATSE y CONFEDAMPA, para la selección de los centros en los que se pondría en marcha dicho pilotaje, se tendrían en cuenta diversos factores del ámbito educativo y sanitario, optando finalmente por aquellos centros educativos que permitan una mejor extrapolación del modelo, con un pilotaje coordinado y funcional y buscando la implantación de esta figura en el resto de Andalucía.

Hay que recordar, puntualizan, que la enfermera escolar es ya una realidad en otras comunidades autónomas, y que esta figura es fundamental e imprescindible para cubrir las necesidades en lo referente a la salud de la comunidad educativa. Además, ayudará a normalizar la vida de escolares con enfermedades crónicas, y fomentará los hábitos de vida saludables. También, entre las funciones a desarrollar por la enfermera escolar estarían las asistenciales, docencia en Educación para la Salud, gestión de recursos e investigación en cuidados y salud de la población infantil.

Apuntan SATSE y CONFEDAMPA que este proyecto surge ante la necesidad detectada y reclamada por la sociedad de que la enfermera escolar sea una realidad en Andalucía. De ahí, el reclamo de que a lo largo de este próximo curso escolar, sin más demoras, comience el desarrollo de este proyecto piloto, cuyo objetivo es instaurar la enfermera escolar de forma paulatina en los centros de educación infantil, primaria y secundaria.

Enfermera escolar: Seguridad y prevención
Establecer el servicio de Enfermería Escolar en los centros educativos, tal y como apuntan desde el sindicato y las Ampas, tiene como principales propósitos la seguridad del alumnado, tanto sano como enfermo, evitaría el absentismo escolar y por ende el absentismo laboral de padres, madres o tutores, reforzaría la seguridad del profesorado y del propio centro escolar que por tanto permitirá a los alumnos y alumnas evitar problemas derivados de enfermedades crónicas o puntuales, así como ser personas más sanas con valores positivos en salud.

En este sentido, tal y como explican SATSE y CONFEDAMPA, la presencia de profesionales de Enfermería en los colegios implicaría una mayor tranquilidad para el alumnado, los familiares y los docentes al contar el centro educativo con un profesional sanitario preparado y formado para atender las necesidades de los escolares, tanto la de escolares con enfermedades crónicas que requieran la administración de tratamientos, como los que necesiten un control de la alimentación (como alérgicos, celíacos e intolerantes) y, en general, para garantizar asistencia sanitaria en caso de accidentes.

La contribución de la escuela en la promoción y prevención para la adquisición de hábitos saludables en las personas en edad evolutiva es esencial. La mayoría de malas conductas y hábitos insalubres de la sociedad actual se adquieren a edades tempranas, en la infancia, y la adolescencia, siendo el medio escolar el lugar idóneo para corregirlas, así como para prevenir la aparición de nuevas enfermedades.

Por tanto la escuela es el medio idóneo para la promoción y la educación para la salud, ya que en él concurre la población infantil de forma obligatoria durante una etapa muy importante de la vida del ser humano: la infancia y la adolescencia. Efectuar un seguimiento de la salud de los escolares es por tanto mucho más sencillo, a la vez que eficaz, desde la escuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − ocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.