El presidente de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha mostrado su preocupación por la falta de lluvia durante los últimos meses y la sequía en el campo cordobés; “lo que está ocasionando ya graves daños en los distintos cultivos”.

Fernández de Mesa ha explicado que, por ejemplo, en el caso del trigo, no se va a terminar su ciclo de producción, por lo que “el resultado será una mala cosecha con gravísimas pérdidas económicas para el agricultor”, teniendo en cuenta que todos los costes en la producción ya están realizados y el resultado va a ser que no va a haber cosecha.

Por su parte, el estado del girasol depende de si llueve en los próximos días; mientras que el olivar se encuentra en plena floración y, debido a la escasez de lluvia en los últimos meses, las consecuencias pueden ser fatales para la próxima campaña de aceite con una reducción notable de la producción.

En cuanto a la ganadería, Fernández de Mesa ha explicado que la falta de agua puede ocasionar una falta de abastecimiento para el ganado y, debido también a las altas temperaturas, existe escasez de pasto para los animales, lo que, igualmente, supondrá un incremento económico para los costes ganaderos.

Asimismo, existe una preocupación por la bajada del volumen de agua embalsada, lo que puede suponer también restricciones en las explotaciones agroganaderas.

Por tanto, desde Asaja Córdoba se considera que, si en los próximos 15 días no se producen lluvias suficientes que paliasen la situación actual, los daños pasarán a ser muy preocupantes para el sector con pérdidas económicas a las que difícilmente el agricultor podrá hacerle frente.

De este modo, Asaja recuerda la importancia de contratar seguros agrarios, ya que supone un instrumento eficaz para estabilizar las rentas agrarias frente a situaciones desfavorables para campo.

compártelo en
Share

NINGÚN COMENTARIO

Deja un comentario