compártelo en
Share

El Ayuntamiento de Montilla ha puesto en marcha las obras de construcción y adecuación del acerado en el tramo vial entre las calles Aguas, Ronda de Curtidores y Zarzuela Baja, las cuales se están desarrollando con la finalidad de mejorar la movilidad y la seguridad de los ciudadanos, así como de ordenar el cruce presente entre dichas calles.

El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, ha puntualizado que se trata de “un cruce muy conflictivo por la gran afluencia de vehículos”, por lo que se pretende “adecuar la zona en materia de seguridad y movilidad de los vecinos”, detallando además que se va a incorporar “mobiliario urbano y la plantación de árboles a fin de mejorar el aspecto ambiental del entorno”.

El plan de obras establece la construcción de acerado, una nueva señalización y la incorporación de mobiliario urbano y la plantación de árboles a fin de mejorar el aspecto ambiental del entorno

Asimismo, el primer edil montillano ha explicado que “estos proyectos van destinados a mejorar la imagen de nuestra ciudad, en consonancia con el proyecto y el modelo de ciudad que defendemos, donde la movilidad y el ciudadano se tienen que convertir en los protagonistas principales de nuestro espacio público”.

En total, se actuará sobre una superficie de 221,00 metros cuadrados, con un periodo de ejecución de un mes y un presupuesto de 19.893 euros, a financiar con cargo al programa anual de Concertación y Empleo con los Municipios de la Diputación de Córdoba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share
Share