La defensa de la igualdad no tiene color político

La defensa de la igualdad no tiene color político

La presidenta de la Comisión de Igualdad del Senado Susana Camarero manifestó ayer en Córdoba que tras los movimientos nacionales e internacionales vividos el 8M la defensa de la igualdad no tiene color político, y solo desde la unidad combatiremos al machismo.

Camarero, junto a la secretaria general del PP de Córdoba Mª Luisa Ceballos, ha participado en un café y tertulia organizado por el PP cordobés con mujeres, colectivos sociales y afiliadas para conversar y conocer de primera mano la opinión de sobre las medidas que está llevando a cabo el Gobierno de España en materia de igualdad.

Para Camarero, intentar patrimonializar una lucha no lleva  nada, en esas reivindicaciones del pasado día 8 estábamos todos y por ello  debemos dejar la bandera y unirnos para llegar a acuerdos en pos de la igualdad.

El Partido Popular trabaja por las mujeres, con las mujeres y para mujeres. “Otros se cubren con la bandera de la igualdad pero cuando llegan al Gobierno llevan al paro a 1´4 millones de mujeres, como sucedió en la última etapa de gobierno del Partido Socialista, ha dicho.

Desde el PP hemos llevamos a las instituciones medidas concretas y positivas para las mujeres: hoy 8´5 millones de mujeres están trabajando, 5´5 con trabajos indefinidos. “Oímos muchas críticas contra este Gobierno, pero gracias al PP se ha reducido 4 puntos la brecha salarial, estamos 2 puntos por debajo de la unión europea, 7 puntos por debajo de Alemania, 2 por debajo de Francia, 4 por debajo de Portugal. “Todavía queda mucho por avanzar, pero estamos trabajando en la buena dirección”, dice.

Así mismo, Susana Camarero ha destacado la apuesta del PP por las pensiones, y ha recordado el anuncio del Presidente del Gobierno de incrementar las pensiones mínimas y de viudedad. “Este Gobierno, por primera vez, puso en marcha el complemento de maternidad que ha ayudado a 350.000 mujeres y ha reducido la brecha en pensiones femenina en un 13%”.

Por otro lado, Camarero ha valorado muy positivamente el Pacto de Estado contra la Violencia de Género “que ojala se pudiera trasladar a otros ámbitos como es la igualdad o las pensiones, un ámbito que debería quedar al margen de la contienda partidista y que deberíamos buscar siempre acuerdos para mejorar la vida de las personas, porque a eso nos tenemos que dedicar las personas que estamos en política”, afirma.

Por su parte, Mª Luisa Ceballos ha lamentado “la política de vender humo” que lleva a cabo la Junta de Andalucía en Córdoba en todo lo relacionado con la mujer. “Están siempre en la foto, pero hacen poco para cambiar la realidad de las mujeres andaluzas sufren una enorme injusticia social, ocho puntos más de paro que el resto de las españolas y 33 días más de trabajo gratis al año que la media nacional; ya es hora de que los responsables del PSOE se pongan manos a la obra”, dice

Defender la igualdad en Córdoba es defender el empleo y la lucha contra la precariedad laboral que por desgracia son señas de identidad de la desigualdad en nuestra provincia.
Somos la comunidad autónoma con mayor tasa de desempleo femenino, una de las provincia con peores cifras de accesibilidad de la mujer al mercado laboral, existe un 30% de brecha salarial, el 63% del desempleo en el sector turismo es femenino, el sector agroganadero es cosa de hombres (76% de ocupación masculina frente al 26% femenina), todavía soportamos una importante desigualdad en el hogar; ante esta triste realidad el gobierno socialista de la Junta se queda de brazos cruzados”, afirma.

Después de 40 años en el gobierno el PSOE ha tenido tiempo para poner en marcha medidas y herramientas que contribuyan a eliminar la enorme cantidad de trabas que una mujer encuentra para poder buscarse un futuro en nuestra tierra, afirma

Ceballos ha calificado como lamentable que la Junta de Andalucía mantenga inactivo desde hace meses el comité interno creado para investigar las denuncias de empleados relativos a acoso sexual, laboral o discriminatorio en la administración general. “Si no son capaces de afrontar este tipo de casos en el ámbito interno de la administración pública, como vamos a creer que lo están haciendo en otros espacios”, afirma.

Además ha recordado el bajo nivel de representación de mujeres en puestos directivos y altos cargos de la Junta de Andalucía. “Hay que dar ejemplo desde dentro, impulsar herramientas y poner en marcha medidas efectivas”, concluye.

compártelo en
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *