La 3ª edición del Misal Romano en castellano entra en vigor a partir de las misas vespertinas del domingo I de Cuaresma, el sábado 4 de marzo, y su uso será obligatorio a partir de ese momento en todas las misas que se celebren en lengua española en las diócesis de España, según decreto del presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), cardenal Ricardo Blázquez Pérez.

A partir de este primer domingo de Cuaresma, el sacerdote, en la consagración del cáliz, ya no pronunciará las palabras “Por todos los hombres” que cambian por la fórmula “por muchos” (“pro multis”), cumpliendo así el mandato de la Santa Sede.

Esta tercera edición del Misal Romano fue aprobada por la XCV Asamblea Plenaria el 21 de abril de 2010. La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos emitió la necesaria recognitio o aprobación mediante decreto con fecha de 8 de diciembre de 2015. El último paso fue la publicación de la III edición oficial del Misal Romano mediante decreto del presidente de la CEE el 25 de julio de 2016.

El Misal Romano es uno de los libros litúrgicos más importantes de la celebración de la Iglesia, texto indispensable para la celebración de la Sta. Misa. En él, la parte fundamental está compuesta por las oraciones que se necesitan para la celebración de la Eucaristía, pero, además, se describen los ritos que se desarrollan durante la misma (gestos, movimientos, posturas, etc…) y quiénes intervienen en cada ocasión (celebrante, concelebrante, acólito, lector, salmista…).

Tanto las oraciones como los ritos contenidos en el misal actual son herencia de la larga historia litúrgica de la Iglesia en sus diversos tiempos, momentos, sensibilidades espirituales y acentos teológicos.

La tercera edición del Misal Romano es la continuadora de las otras dos publicadas después del Concilio Vaticano II (en el año 1970 y 1988 respectivamente) y se sitúan en línea de continuidad con ellas. No obstante, la presente edición significa un notable enriquecimiento en relación a las precedentes; ofrece una traducción al castellano con abundantes cambios de expresión, retoques, precisiones; todo ello para preservar la fidelidad al texto latino original del año 2008, enriqueciendo las rúbricas para facilitar su comprensión y desarrollo dentro de la celebración.

La nueva edición del Misal, de similares características a los nuevos leccionarios en cuanto a su maquetación, encuadernación y protección, tiene un formato de 210×275 mm y 1386 páginas. Va acompañado para su venta, conjunta e inseparablemente, de un apéndice de 96 páginas para la celebración de la Misa en latín, y un estuche con un triple CD que contiene la ilustración sonora de todos los textos musicalizados del Misal.

compártelo en
Share

NINGÚN COMENTARIO

Deja un comentario