Ángela María Molina Cárdenas, una mujer para ponerse en sus manos

Ángela María Molina Cárdenas, una mujer para ponerse en sus manos

compártelo en
Share

Quizás no les suene aun, pero decir Ángela María Molina Cárdenas seguro que pronto les sonará,  ya que su nombre es sinónimo de mujer luchadora, trabajadora y de premio extraordinario de grado de Fisioterapia en la Universidad de Jaén, por obtener el mejor expediente de la promoción, ¡ahí queda eso!.

La montillana Ángela Molina Cárdenas ha recibido hoy  8 de marzo, el premio extraordinario de grado de Fisioterapia en la Universidad de Jaén, por obtener el mejor expediente de la promoción, con tan solo 22 años.

Lejos de la imagen de ratón de biblioteca que se nos puede venir a la mente ante semejante honor, hay que decir que  esta exalumna del Colegio Público San Francisco Solano y del I.E.S. Inca Garcilaso, es una persona trabajadora y constante, amiga de sus amigos y aficionada a montar a caballo y a jugar al fútbol.

Montilla Abierta: Muy buenas Ángela y enhorabuena, me dices que te gusta el fútbol, ¿en que equipos has jugado?.
Ángela Molina Cárdenas: Desde los 5 años he jugado a fútbol, aunque la verdad que aquí en Montilla desde el club Apedem me lo pusieron bastante complicado, ya que “una niña” no podía quitarle el puesto a “un niño”, estuve federada únicamente en benjamines y después me aburrieron al no querer hacerme ficha, incluso teniendo entrenadores dispuestos a federarme, la directiva no lo permitió.

Fiché por el equipo femenino de La Rambla donde jugué en provincial hasta que tuve la edad mínima permitida para jugar en Segunda División Femenina, tras lo cual Ufeco Mezquita, de Córdoba. En estos años fui con la Selección Cordobesa y Andaluza, siendo subcampeona de Andalucía con la selección cordobesa Sub-15. Tras el año en Córdoba a final de temporada me rompí el ligamento cruzado de la rodilla y eso me frenó un poco ya que me lo rompí y a la semana iba a hacer unas pruebas con el Sevilla F.C.

 

A partir de ahí seguí compitiendo pero a menor nivel, ya que al entrar en la Universidad de Jaén y no haber equipos en Segunda División femenina en esta provincia seguí jugando en un equipo de Córdoba pero en categoría provincial.

M.A.: Con tu experiencia lo mas lógico hubiera sido ser entrenadora o algo relacionado con el fútbol, ¿por que fisioterapeuta?
A.M.C.: Me decanté por la Fisioterapia porque una profesión que mezclaba mi pasión por el deporte y el hecho de poder ayudar a las personas a mejorar aunque sea un poquito su calidad de vida. Además me terminé de decidir a raíz de mi lesión de rodilla, ya aunque es obvio que el papel del Traumatólogo es importantísimo pero sin un fisioterapeuta, no podía haber vuelto ni a competir ni incluso a hacer mi vida diaria como antes de la lesión.

M.A.: Y,  ¿no te queda el “pellizquillo” de haber podido ser entrenadora o crees que fisioterapeuta es la opción correcta?
A.M.C.: La verdad es que cada día me alegro más de haber elegido esta carrera. Porque la fisioterapia no es como comúnmente se conoce “dar masajes”. La fisioterapia abarca una cantidad inmensa de campos, desde fisioterapia neurológico hasta fisioterapia del suelo pélvico, es decir, abarca las necesidades de la persona de manera holística y eso es algo que creo que no se conoce de la fisioterapia.

M.A.: Jaén ha sido tu casa del 2013 al 2017, ¿que te plantea el futuro?
A.M.C.: Antes de terminar ya estuve el último año de carrera trabajando en un hotel en la zona de baños y masajes. Una vez terminé comencé a trabajar como Fisioterapeuta del Ciudad de Lucena, (Grupo X de la tercera división)  donde aún sigo trabajando, y la verdad que muy contenta, tanto con el grupo humano que forman los jugadores como el cuerpo técnico y la directiva. Estoy muy a gusto allí la verdad y ojalá el fútbol les de a esta gran plantilla lo que merece y tanto han trabajado.

M.A.: ¿Algún proyecto en Montilla? que podamos aprovechar tus conocimientos
A.M.C.: Estoy trabajando en Montilla con la Asociación de personas con capacidades diferentes Amfimo, a través de la cual imparto hidroterapia a los niños de esta asociación, con sesiones individualizadas donde intentamos mejorar sus condiciones físicas como su calidad de vida.

M.A.: y en tema de Hospitales, centro del alto rendimiento…..
A.M.C.: También estoy trabajando en el Hospital San Juan De Dios en Córdoba, comencé cubriendo una baja gracias a Alfonso Cosano, fisioterapeuta que realiza una gran labor en este centro junto con otro compañero Antonio Jurado.

El año pasado hice allí las prácticas de la carrera y la verdad agradezco que se acordara de mí, y a partir de ahí continúe trabajando en la unidad de tráfico hasta febrero, donde he dejado grandes compañeros. Actualmente sigo hiendo pero a cubrir algunos días.

M.A.: La formación continua es uno de los requisitos básico que tiene la fisioterapia…
A.M.C.: y que lo digas, actualmente estoy realizando un Máster de investigación en Actividad Física y deporte en Málaga, ya que aunque me encanta la parte clínica de la fisioterapia, pienso que lo bonito de esta profesión es que siempre tienes que estar en continua formación para ofrecerles a los pacientes lo mejor que esté en nuestras manos.

Una vez que lo termine,  posiblemente comenzaré en Septiembre con la Tesis Doctoral o con los estudios de Medicina, aunque aún está en el aire si me decantaré por una o por la otra.

M.A.: Quieres añadir algo para terminar

A.M.C.: Buff tengo mucho que  y a quienes agradecer:

  • A mis padres por el gran esfuerzo que han hecho para que mi hermano y yo podamos estudiar una carrera y seguir formándonos.
  • A todos los profesores que he tenido, ya que cada uno ha aportado su granito de arena para que consiga esto.
  • A la Universidad de Jaén por los magníficos profesores que tiene, que se esfuerzan día a día en hacer del Grado de Fisioterapia uno de los mejores de Andalucía y de España. Con profesores que transmiten de manera impresionante su pasión por esta profesión, y así normal que salgan los grandes profesionales que están saliendo y saldrán de esta universidad.
  • Mis tutores de prácticas, desde tercer curso con David y Jorge Álvarez y Elia Espinosa, los cuales me enseñaron a ver una parte de la fisioterapia que no había visto antes y que se lo agradeceré siempre.
  • A Alfonso Cosano, fisioterapeuta en el hospital San Juan De Dios en Córdoba, el cual nunca me cansaré de alabar por la gran labor que realizan tanto él como Antonio Jurado, ya que los pacientes que allí reciben no son nada fáciles, y ellos consiguen cosas increíbles “sólo con sus manos” por así decirlo. Es de admirar.
  • A Daniel García, el cual me ayudó muchísimo, un grandísimo profesional y persona, del cual he aprendido mucho este tiempo.
  • A Marce Sánchez, quien me tutorizó mi TFG y gracias a ella conseguí obtener Matrícula de honor en el trabajo titulado Hipoterapia como tratamiento complementario en hemiplejía.
  • y para finalizar, también agradecer a mis compañeros por lo buenos momentos que hemos pasado en estos cuatro años, que sin su ayuda tampoco hubiera sido posible esto. Y mis amigas y mi familia que han estado ahí en los momentos más duros.

Queda claro lo que decíamos al principio, que a parte de mujer trabajadora, luchadora  y constante,  es amiga de sus amigos.

Antonio Galán

1 comentario

  1. Ole mi Angela Una mujer luchadora desde pequeña Las cosas las ha tenido MU clarita a Mujer luchadora Ex el ente persona Amiga de sus amigos MARAVILLOOOSA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *