La Diputación interviene en la mejora del yacimiento arqueológico de Ategua suscribiendo un convenio por valor de 15.000 euros con la Asociación Amigos de Ategua y la redacción del proyecto de obra.

Desde la Delegación de Agricultura y Caminos Rurales y la de Cultura, de la Diputación de Córdoba, se está llevando a cabo la mejora del yacimiento arqueológico de Ategua, con el fin de impulsar el conocimiento de este enclave y propiciar los estudios que sobre él realiza la Asociación de Amigos de Ategua. Los responsables de ambas áreas, Francisco Ángel Sánchez y Marisa Ruiz han visitado recientemente este yacimiento.

Inicialmente se ha procedido a la firma de un convenio entre la institución provincial y esta asociación por un importe que asciende a 15.000 euros, a lo que hay que sumar la redacción del proyecto de obra.

Se está realizando un seguimiento y control de cárcavas, que incluye el plan de conservación y protección dentro de cualquier yacimiento arqueológico, para la recuperación de zonas degradadas y de protección de las existentes. De este modo, se controlan las escorrentías superficiales, y se corrigen las pendientes del cauce, así como la disminución de la producción de sedimentos.

Para el control de las cárcavas, el sistema más eficaz es el uso de gaviones, por su seguridad, eficacia y simplicidad de diseño y ejecución, junto al bajo coste y a la integración ambiental. Es un sistema de contención por gravedad, ya que consigue reducir la velocidad de la corriente de agua, aspecto fundamental para reducir la erosión, con la consecuente protección de las ruinas. Por otro lado, se consigue el depósito de materiales en el cauce, con lo que se reduce la pendiente del lecho

Enclave histórico
Sitado en las proximidades del municipio de Santa Cruz, Ategua es uno de los enclaves históricos durante las guerras civiles entre Julio César y Pompeyo, citada en la principal fuente de la época, el Bellum Hispaniense, y conocida por su importante papel en la mayor guerra civil de la Antigüedad, que decidió el curso del Mediterráneo, la que se produjo entre los partidarios de César y Pompeyo y que terminó con su conquista por las tropas de César en el año 45 a.C.

Es uno de los principales yacimientos arqueológicos de la provincia, declarado Bien de Interés Cultural desde 2005, donde se atestiguan asentamientos tartésicos, vestigios de relaciones con griegos y fenicios, además de su importante papel bajo Roma y en época medieval.

compártelo en
Share

NINGÚN COMENTARIO

Deja un comentario