compártelo en
Share

La Junta de Andalucía va a incrementar el precio hora de la ayuda a domicilio hasta los 14,60 euros tras diez años congelado. Esta cantidad supone una subida del 12,3%, puesto que hasta ahora el precio hora de este servicio se encontraba en 13 euros. Esta medida va a beneficiar a unas 30.000 personas, en su mayoría mujeres, que con su trabajo hacen posible que las personas dependientes tengan la mejor atención sin renunciar a seguir viviendo en su domicilio.

De esta manera, la Junta demuestra su compromiso con la dependencia que, además, tiene su reflejo en el presupuesto. En total, para el Sistema Andaluz de la Dependencia, la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación ha previsto un presupuesto para el año 2021 de 1.609,1 millones de euros, el mayor de la historia para esta partida.

Así, Andalucía ha cerrado el año 2020 con 228.555 personas beneficiarias en el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia y 310.424 prestaciones, un máximo histórico en la comunidad desde su puesta en marcha. En total, se incorporaron al sistema durante el pasado año 37.918 nuevas personas (9% más respecto a 2019) con 64.387 prestaciones, según detalla el balance del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia 2020, presentado ante el Consejo de Gobierno por la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz.

A pesar de que el año 2020 se ha visto marcado por la crisis sanitaria, la comunidad andaluza, lejos de presentar una disminución de personas atendidas en dependencia con respecto al pasado año, ha incrementado este número. El dato supone un aumento neto del 3,7% respecto a 2019 y 8.180 beneficiarios más.

De esta forma, Andalucía representa el 20,33% del total de personas beneficiarias a nivel nacional, lo que significa que una de cada cinco personas en España es atendida en esta comunidad autónoma. Además, la comunidad se sitúa por encima del promedio nacional en cuanto al número de beneficiarios con prestación sobre el total poblacional, con 2,70 puntos respecto al 2,37 de la media del país.

A estos datos hay que añadir que los Servicios de Valoración de la Dependencia han gestionado también un total de 16.927 revisiones del Programa Individual de Atención (PIA). En total, durante los últimos doce meses se han resuelto un total de 54.845 expedientes iniciales y de revisión.

Durante este año, la Consejería de Igualdad ha promovido numerosas medidas económicas extraordinarias como consecuencia del coronavirus con la finalidad de mantener el empleo en las entidades, tanto del servicio de ayuda a domicilio como en centros asistenciales, y garantizar así la atención de las personas en situación de dependencia. Unas medidas de financiación que han permitido, entre otras actuaciones, potenciar el servicio de teleasistencia, ampliar la oferta de plazas de atención residencial con 300 plazas más y reducir el copago en los centros de día.

El 40% de la ayuda a domicilio en España

La prestación que mayor incremento ha tenido en 2020 ha sido el Servicio de Ayuda a Domicilio, con 14.449 prestaciones más que a cierre de diciembre de 2019, lo que supone un total de 101.049 personas atendidas. La atención domiciliaria supone el 33% del total de prestaciones para personas en situación de dependencia en la comunidad andaluza. A nivel nacional, Andalucía representa el 40% del total de prestaciones de ayuda a domicilio.

El servicio de teleasistencia también alcanza un máximo histórico en 2020, con 93.458 personas en situación de dependencia en Andalucía que disponen de teleasistencia, lo que supone un incremento absoluto de 3.491 con respecto al cierre del pasado año. Estos datos representan el 37% de las prestaciones de teleasistencia a nivel nacional.

Estos resultados evidencian el modelo de servicio de proximidad por el que apuesta Andalucía para la atención a ciudadanos en situación de dependencia, con el objetivo de que las personas puedan ser atendidas en su entorno habitual durante el mayor tiempo posible. Facilita también un acceso a otros recursos asistenciales cuando no existan opciones en el entorno de la persona beneficiaria para una atención de calidad.

El balance de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación resalta también los datos publicados por el IMSERSO sobre la evolución del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia desde el inicio de la crisis sanitaria. En él se observa que en Andalucía la gestión de la crisis entre el colectivo de personas en situación de dependencia, muy vulnerable a los efectos del Covid-19, ha sido eficaz en comparación con los resultados de la gestión de otras comunidades autónomas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share
Share