Testimonio desde el corazón de una cooperante en Malawi

compártelo en
Share

Vanessa Naranjo Rodas, es montillana y se encuentra en Malawi como instructora de desarrollo. No creo que haga falta decir que es una mujer valiente y nos escribe de su puño y letra para compartir su experiencia en África todos nosotros, ademas de pedir colaboración y promoción. Montilla Abierta, como defensora de todas las causas, hasta las perdidas,  vuelve a prestarle este púlpito, que es el de tod@s.

Hola, me llamo Vanessa Naranjo Rodas, soy de Montilla y me encuentro en Malawi, un país en vías de desarrollo, realizando un proyecto en las zonas rurales y me encantaría compartir mi experiencia con ustedes

Hace algún tiempo escribí un artículo para contaros sobre un programa que me encontraba cursando como instructor de desarrollo. El programa constaba de una primera fase de estudios y adquisición de conocimientos teóricos, la segunda fase, en la que me encuentro a día de hoy,  es implementando proyectos e intentando ayudar en todo lo posible a los que menos tienen en este país en vías de desarrollo.

Malawi es un país increíble, las gentes de aquí lo llaman “the warm heart of Africa” (el corazón cálido de África), y la verdad es que no conozco otros sitios en este gran continente para comparar, pero puedo decir sin lugar a dudas que sus gentes realmente tienen corazones cálidos y gigantes. Aquí nadie espera nada por ayudar al que tiene problemas, ni siquiera preguntan, vienen a socorrerte siempre con una sonrisa. Se asisten unos a otros, no compiten entre ellos. Conocen lo que es perderlo todo, sobre todo después de una temporada de lluvias torrenciales como la que acabamos de pasar, y en la que muchas casas e incluso aldeas han sido arrasadas dejando a mucha gente sin techo y quitándole la vida a otros tantos; es por ello entre otras muchísimas cosas que tienen un gran espíritu de solidaridad y compañerismo.

Aquí la gente vive de sus cosechas, de la tierra queDSC02928 trabajan, es muy poco el beneficio que tienen por las mismas, su sustento le da para “comer” (hablamos de familias de entre 8 y 12 miembros), pagar entre todos los funerales que se celebren en la comunidad( que no son pocos, hay muchas enfermedades y miseria) y por ultimo pero no menos importante, pocas veces da para costear la educación de los niños, que además de no ser obligatoria y ser precaria, no está al alcance de la mayoría (hablando sobre las zonas rurales que es donde trabajamos). Aquí los niños tienen muy pocas posibilidades de cambiar su futuro. El índice de mortalidad en menores de 5 años es altísimo, los coles y casas de los que hablo son chozas echas de barro y techos de paja en muchos casos y tejados de chapas de hierro en otros tantos. Es por ello que tantos han sido arrasados durante las fuertes tormentas que llevan dándose desde el pasado mes de Diciembre.

Vanessa Naranjo Rodas MalawiEl proyecto con el que trabajo está enfocado en los preescolares de las zonas rurales, estos, como he dicho son chozas en su mayoría equipadas con una alfombra de paja donde se sientan los niños y una pizarra que fue donada por alguna organización mucho tiempo atrás. Algunas cuentan también con platos y cucharas de plástico que los niños utilizan para comer cuando hay comida en los coles; que es cuando la comunidad tiene buena cosecha para proveer algo de maíz y leña con la que poder cocinar lo que llaman el “porridge”, que se basa en eso harina de maíz y agua que se pone al fuego hasta que se hace una masa.

Os cuento todo esto porque creo que es interesante conocer la realidad en otras partes del mundo donde no corren la misma suerte que nosotros, también considero interesante mostraros la actitud de lucha positiva y solidaria con la que sus gentes afrontan el día a día, creo que ello debe de darnos una gran lección de humildad y hacernos repensar nuestras necesidades.

Vanessa Naranjo Rodas MalawiY por ultimo como no podía ser de otro modo para pedir colaboración. Son muchos los materiales que se precisan, desde materiales didácticos, como platos cubiertos y ollas, como cementos y chapas de hierro para levantar alguno de los seis coles que se cayeron, etc. Sé que para todos la situación es complicada en estos tiempos que corren, pero pensé que utilizando Montilla Abierta podría llegar a mucha gente; y no hace falta mucho pero si muchos de nosotros para hacer realidad un sueño y un proyecto que tiene como finalidad ayudar a que los mas peques tengan un entorno en el que poder aprender y empezar a desarrollarse física y mentalmente sanos, para así evitar conductas y hábitos indeseados que incrementan el riesgo de mortalidad infantil; para prepararlos para un mejor desarrollo en su educación primaria y que ello impulse sus capacidades y habilidades para enfrentar su realidad. Y quien sabe, igual algunos destacan y consiguen ayudas para continuar sus estudios, ya que hay personas aquí buscando niños que se les den realmente bien sus estudios pero que no puedan costeárselos para ayudarles a labrarse un mejor futuro.

Mi propuesta es la siguiente; Una ronda por África! Esto significa que uno de esos días que nos encontremos en el bar pidamos a nuestros amigos apartar el dinero equivalente a una coca cola y donarlo a estos niños, como dije no hace falta mucho pero si muchos de nosotros para hacer un gran cambio. Quiero también agradecer el apoyo y la colaboración a muchos de los Montillan@s que me han ayudado en mi proyecto y que siguen haciéndolo promocionándome y compartiendo mi página y publicaciones.  Vanessa Naranjo Rodas MalawiGracias, porque me hacéis sentir arropada y me dais fuerza. Y gracias a Montilla Abierta por dejarme promocionar, gracias de corazón a todos ustedes y os invito a visitar mi página.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + 6 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.