Preocupación por la cosecha de aceituna tras la granizada del sábado

compártelo en
Share

Gran granizada la que afectó a los agricultores de las fincas colindantes al camino Baena y cercanías.

Septiembre y su tiempo cambiante no nos deja una semana sin sobresaltos. El pasado sábado, sobre las 4 de la tarde,  las fincas colindantes al camino Baena sufrieron una granizada que produjo fuertes daños en los olivos, mayor si cabe teniendo en cuenta la proximidad de la recolección de la misma.

Será difícil cuantificar los daños producidos por lo disperso de la zona y el que la demarcación de la misma pertenezca a varias localidades, Montilla, Castro del Río y Nueva Carteya,  lo que hace que cada afectado impidiendo un computo global.

Como se forma el granizo

Según la Agencia estatal de meteorología el granizo es un tipo de precipitación sólida en forma de bolas o grumos irregulares de hielo, producido siempre en nubes convectivas, casi siempre en cumulonimbos. Por convenio se establece que cada unidad individual debe alcanzar al menos los 5 mm. de diámetro para ser considerada granizo. El granizo se genera en casi todas las nubes tormentosas de cierto desarrollo vertical y, preferentemente, en sus niveles medios y altos.

El granizo se forma a causa de las fuertes corrientes ascendentes de las nubes convectivas, que elevan las gotas de agua hacia áreas muy frías, donde se congelan, formándose partículas de hielo que a su vez capturan gotitas de nube sobreenfriadas (en estado de subfusión). Las intensas corrientes verticales trasladan el granizo hasta el tope de la nube donde, encontrando más agua sobreenfriada, continúa creciendo de tamaño en un proceso denominado acreción.

Las piedras de granizo a veces presentan varias capas (análogamente a las de una cebolla), debido a las diversas fases que atraviesa dentro de la nube convectiva. En el proceso de acreción intervienen gotas subfundidas de diferentes tamaños y se producen ascensos y descensos dentro de la misma nube sufriendo el granizo procesos de fusión parcial, nueva congelación y adición de nuevas gotas subfundidas.

Por tanto el granizo puede comenzar a derretirse y después volver a congelarse, tomando una forma grande e irregular. El peso del granizo lógicamente aumenta al crecer el tamaño de la piedra de hielo, cayendo precisamente cuando las corrientes ascendentes en la nube dejan de ser lo suficientemente intensas para su sostenimiento.

Así, el granizo de mayor tamaño estará presente en las nubes de tormenta con intensas corrientes verticales


Las condiciones ideales para que el granizo llegue a superficie tienen las siguientes características:

  1. intensas corrientes verticales (convección manifiesta)
  2. nivel de congelación (0ºC) no demasiado alto (ya que, cuanto más bajo esté, más tiempo estará el granizo con una temperatura por debajo de la de congelación del agua y más grande podrá hacerse la piedra)
  3. alto contenido de vapor de agua en la troposfera,
  4. suficiente cizalladura vertical de viento
  5. una capa de aire seco en niveles medios-bajos que provoca evaporación que enfría el aire, haciendo que el nivel de congelación esté más bajo.

Antonio Galán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 − 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.