Más de 2.600 niños han sido diagnosticados en el último año con trastornos del espectro autista gracias a la detección precoz.

Las consejeras de Salud, Marina Álvarez, y de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, han destacado la importancia de la detección precoz en los casos de trastornos del espectro autista y han reclamado una sociedad más inclusiva que cuente con el cien por cien de las capacidades. Durante la inauguración del Congreso Internacional de Autismo ‘Alcanzamos sueños’, Álvarez ha concretado que en el último año se han realizado 2.601 diagnósticos en niños de trastornos del espectro autista en Andalucía, de los que 2.108 son niños y 493 niñas y ha subrayado además el papel fundamental de las familias para detectar signos de alerta que permitan un diagnóstico precoz.

La consejera de Salud ha insistido en la necesidad de una intervención integral en los casos de trastornos del espectro autista para potenciar las capacidades en la etapa infantil y minimizar la aparición de complicaciones en edades posteriores.

Los menores diagnosticados con trastornos del espectro autista son atendidos, junto a sus familias, en la Red de Centros de Atención Infantil Temprana de la Consejería de Salud, compuesta de ocho equipos provinciales, once unidades de valoración y 185 centros distribuidos en toda la geografía. Entre estos centros, se han designado algunos recursos específicos como el de Autismo Sevilla. Igualmente, la Federación Autismo Andalucía desarrolla una línea, financiada por la Consejería de Salud, para la formación específica en autismo de todos los equipos de atención infantil temprana en la comunidad autónoma.

En este sentido, Álvarez ha señalado que, “en Andalucía, la atención temprana es un derecho que el Gobierno andaluz se ha comprometido a garantizar desde la perspectiva de salud positiva y de prevención de la discapacidad”, añadiendo que “Andalucía tiene un compromiso muy importante con este ámbito de actuación en el que estamos trabajando junto al movimiento asociativo, que ha permitido avanzar en el reconocimiento de derechos y el desarrollo de servicios en la comunidad”.

En este compromiso, destaca igualmente el impulso a la calidad de la atención a través de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía. Hasta el momento, hay ocho centros acreditados según el ‘Manual de estándares de los centros de atención infantil temprana de Andalucía’ y otros once se encuentran en proceso de acreditación.

La titular de Salud ha defendido el Decreto aprobado por la Junta de Andalucía para garantizar los principios de universalidad, gratuidad y equidad en la prestación de la atención temprana, así como la descentralización y la calidad de unos servicios próximos al domicilio familiar, accesibles, y organizados en base a las necesidades de la población infantil y sus familias.

La potenciación de la atención temprana se ha traducido en un incremento progresivo del presupuesto que alcanzará los 33 millones de euros en 2019, el triple de lo que se destinaba en 2016. En 2018, la Consejería de Salud destinará 28,8 millones de euros, lo que representa un 44% más que en 2017.

Atención a la discapacidad y la dependencia
Por su parte, la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha reiterado el apoyo del Gobierno andaluz a las personas con discapacidad y a sus demandas, que van desde la infancia hasta la edad adulta pasando así de la etapa escolar al acceso al mundo laboral.

Entre otras actuaciones, ha destacado el I Plan Andaluz de Atención Integral para personas menores de seis años en situación de dependencia o en riesgo de desarrollarla, el primero que aprueba una comunidad autónoma en desarrollo de la Ley de Autonomía Personal y Atención a las Personas en situación de dependencia de 2006.

El Plan amplía la edad de la población beneficiaria en situación de dependencia o riesgo de desarrollarla desde los tres hasta los seis años. Se trata de una medida muy ambiciosa pensada para dar una respuesta global a las necesidades de los niños y del que también se benefician los menores autistas y sus familias, ha recalcado.

Sánchez Rubio ha destacado también el apoyo de la Junta de Andalucía al colectivo con medidas para impulsar la autonomía personal y la participación social, como las incluidas en la Ley de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad en Andalucía y en el I Plan Andaluz de Promoción de la Autonomía Personal y Prevención de la Dependencia (2016-2020).

Una entidad referente
En cuanto a la entidad Autismo Sevilla, la consejera de Igualdad y Políticas Sociales ha señalado que “es un referente en el avance de la perspectiva que la sociedad tiene sobre las personas con trastorno del espectro autista”. En este sentido, ha destacado el trabajo que realiza con las familias desde hace dos décadas, a las que prestan servicios jurídicos, psicológicos, sociales, de ocio y de respiro, entre otros. La entidad atiende a una media anual de 450 familias.

En su intervención ha insistido en el “decisivo apoyo y compromiso de la Junta” con Autismo Sevilla y con todas las familias que luchan por los derechos que les corresponden. “Una sociedad inclusiva es una sociedad mejor, más fuerte, más justa y más rica” ha puntualizado Sánchez Rubio.

En Andalucía hay 8.933 personas -7.371 hombres y 1.562 mujeres- reconocidas con un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento diagnosticadas con trastornos generalizados del desarrollo (Autismo, Síndrome de Rett y Síndrome de Asperger), según los últimos datos de los centros de valoración y orientación.

compártelo en
Share

NINGÚN COMENTARIO

Deja un comentario