La Junta dejó sin ejecutar 8.434 millones de sus presupuestos en los últimos cuatro años

compártelo en
Share

El consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo Baena, ha expuesto el resultado de la ejecución del Presupuesto de la Comunidad Autónoma de Andalucía de 2018 en Comisión parlamentaria, en la que ha puesto de relieve una falta de ejecución anual media de 2.100 millones de euros en el cómputo de la X Legislatura (2015-2018), elevando hasta los 8.434 millones el total no ejecutado en estos cuatro años.

A juicio del consejero, esta circunstancia evidencia dos hechos claros. De un lado, «una mala praxis presupuestaria al presentar sistemáticamente unos Presupuestos que en determinadas políticas, programas y partidas no alcanzan niveles razonables de ejecución», al tiempo que denota «una gestión ineficaz e ineficiente de las políticas públicas que impide en muchos casos desplegar las políticas programadas».

Bravo ha precisado, además, que el nivel de ejecución de las operaciones de capital en 2018 solo ha alcanzado el 54% del crédito inicial, es decir, se prometió un crédito de 3.700 millones de euros, de los que 1.700 no se han ejecutado.

Por capítulos, en inversiones reales (capítulo 6) se presupuestaron 1.298,6 millones, ejecutándose al final del ejercicio solo 601,2 millones, esto es, el 46,3% del total, mientras que en las transferencias de capital (capítulo 7) se presupuestaron 2.401 millones, de los que se ejecutaron 1.398,5 millones).

El consejero ha destacado que, cuando se entra al detalle de los programas, la realidad es «aún más abrumadora», tal y como demuestra el grado de ejecución:

  • del programa 32E de Empleabilidad, Intermediación y Fomento del Empleo que, de un crédito definitivo de 786 millones, 441 no se ejecutan, lo que arroja un grado de ejecución del 44%.
  • del Programa 32D de Formación Profesional para el Empleo: de un crédito definitivo de 306 millones, 222 no se ejecutan, esto es, el 72% sin ejecutar.

Esta situación es estructural en dos programas que son prácticamente el núcleo central de las políticas de empleo en una de las comunidades con mayor desempleo de Europa, ha dicho. «El balance 2013-2018 en estos programas suma una falta de ejecución del 63% (del 48% en empleabilidad y del 85% en formación), es decir, estamos hablando de 3.696 millones de euros presupuestados sin ejecutar en políticas de empleo».

Se trata de una falta de ejecución que ha supuesto una «enorme ineficiencia», ya que se han perdido más de 1.138 millones de financiación finalista estatal para políticas de empleo que el Estado ha puesto a disposición de Andalucía entre 2012 y 2018.

El consejero ha enumerado las grandes cifras de la ejecución del Presupuesto, que contaba con un montante inicial de 34.759,5 millones de euros. Al entrar a evaluar el gasto no financiero excluyendo la intermediación financiera, los datos de 2018 sitúan el crédito inicial en 26.574,4 millones de euros, que se modificó al alza hasta los 27.147,5 millones, de los que finalmente se acaban ejecutando 24.903,4 millones, el 91,8%, dejando sin ejecutar 2.244 millones.

«Una no ejecución de algo más del 8% del gasto no financiero puede parecer poco, pero recae de forma sistemática y masiva sobre las operaciones de capital y afecta especialmente a los programas de fomento empresarial y apoyo a sectores productivos, las políticas de empleo, las infraestructuras educativas y sanitarias, así como algunos importantes programas de la política social», ha explicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − ocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.