La famosa Munda no es Montilla, sino Monturque

compártelo en
Share

La famosa Munda no es Montilla, sino Monturque, con esta rotundidad y la convicción de sus averiguaciones, el empresario e historiador autodidacta Antonio Millán, dio una conferencia en las pasadas Mundamortis celebradas en Monturque, donde descartó las otras teorías de ubicación y apostó firmemente por la suya, que es la de Monturque.

Antonio Millán quiso agradecer a la Alcaldesa Teresa Romero la oportunidad de exponer sus argumentos así como dedicar la charla al historiador D. Francisco Pérez Bayer, su maestro D. Francisco Pedraza y al catedrático de Filología Griega y Latina de la Universidad de Sevilla, D. Bartolomé Segura Ramos, que en una disertación que escribió sobre Munda en el 2002, dejó muy claro, y con argumentos razonables , que si bien no podía precisar el sitio donde hubo la batalla, descartada la campiña sevillana y los hechos los ubica en un lugar indeterminado, pero siempre al norte del Genil… –  Entre Ulía (lo que es Montemayor) y el Genil, …por ahí, debe andar Munda – escribió.

Las Otras Mundas

Antonio Millán ofreció una breve relación de algunas de las Mundas que han encontrado, avisando de que hay más, pero no es cosa de enumerarlas todas. Munda, como la llama Estrabón, la Metropoli de la Bética, un lugar bien comunicado con las principales vías romanas de la época.

1ª Montilla (Córdoba)
En 1940 alemán Adolf Schulten, catedrático de Historia Antigua de la Universidad de Earlangen desde 1906, y en Numancia y Tartessos en España, tuvo sus principales ámbitos de trabajo. Esto fue lo que le dió la credibilidad para que en adelante, todo lo que dijera o descubriera fuera dado por cierto. Este señor con una estancia de unos días en Espejo y unos paseos por la zona, sin hallazgos ningunos y de la que solo se hace reseña de unos arcos de mampostería junto al cortijo de Las Cuevas y  restos de villares abundantes en la zona, lo que suelen ser las casas de labor romanas como los cortijos de ahora.
Con esa visita y la del general Lammerer a Montilla para contemplar el paisaje desde allí hasta la Carchena, hicieron que sus opiniones o pareceres, fueran ya irrefutables.

Refutación: De haber sido allí la batalla, como afirman los Sres, Stoffel y Schulten anteriormente citados, que miserables tuvieron que ser Pompeyanos y Cesarianos para no perder una sola moneda ni un miserable cuchillo.

2ª Monda (Málaga)
A partir del siglo XVI y hasta el siglo XVIII, la cuestión de Munda fue marcada por la autoridad y el testimonio de un cordobés insigne, Ambrosio de Morales, quien optó por situar dicha ciudad muy cerca de Monda, una pequeña aldea malagueña, a su vez cercana a Coín,
Creo que se dejó guiar más por su parecido lingüístico que topográfico, y creo que sin ningún interés en falsear dicha situación. Esto hizo que Rodrigo Caro, el Padre Flórez y otros muchos eruditos aceptasen la identificación de Munda con Monda.

Refutación: Sociedad de Anticuarios de Londres envió una solicitud al Rey Carlos III, a través del general Melville, y consignaron una cantidad de dinero para que se averiguara por una vez y definitivamente la verdadera ubicación de la que fue Munda.

Para tal cometido fue designado en 1781 a Domingo Belestá,  militar que después de estar dos años recorriendo Andalucía, llegó a la conclusión de que no sabía donde estaba Munda, pero de lo único que estaba seguro es que Monda en Málaga, no era.

3º La Lantejuela
José Ortiz y Sanz, fue bibliotecario real, académico a la vez de la Historia y de la real Academia de San Fernando, ostentaba el cargo de Deán de San Felipe de Játiva. Tras desmentir otras versiones hizo una gran disertación en 1792, basándose minuciosamente en los escritos antiguos. En su dictamen dice que Munda estuvo entre Ecija y Osuna, posiblemente a poca distancia de La Lantejuela.

Esta versión es la aceptada mayoritariamente en el siglo XX por diversos e importantes catedráticos de Universidad, principalmente por la carta a los ursolenses capturada a un emisario de Pompeyo, y un pasador con las iniciales A.Varo, son pruebas suficientes para situar la metrópoli de Munda en un sitio inhabitable a todas luces.

Refutación: La Lantejuela es zona de montes bajos, imposibles de defender, cantera no hay en sus cercanías por lo que donde iban a ir por piedras para construir una muralla inexpugnable como nos reflejan los escritos que existían.

4ª Ronda
La real Academia de La Historia también convocó en 1857 un concurso para averiguar dónde estaba Munda y entregó unos años más tarde un premio de 12 mil reales de la época, una medalla de oro y 300 ejemplares de la obra premiada.

Los Hermanos Olivier y Hurtado ubicaron Munda en Ronda La Vieja, cerca de la Ronda actual, en unas ruinas que luego se descubrió que aquello se correspondía con la antigua ciudad romana de Acinipo por unas inscripciones que aparecieron y que ellos mismos reconocieron después que aquello nada tuvo que ver con Munda.

5ª Monturque
D. Francisco Pérez Bayer, Bibliotecario real, excelso latinista y preceptor de príncipes, recorrió los pueblos uno a uno y andando, parando en casas de curas y eclesiásticos, visitando las tabernas y hablando en el campo con los pastores, sobre hallazgos encontrados. Tomó copia de todas las inscripciones romanas que pudo, lapidas, etc., pasó por Montilla y descartó cualquier posibilidad de que fuera Munda.

En cambio, y aún sin conocer los tesoros ocultos que encerraba Monturque, proponía como lugar de la batalla las proximidades de Monturque, en una disertación que se conserva integra impresa al fin del tomo 9 de la historia de España del P. Mariana, edicion de Monfort de 1796 . para quien quiera leerla al completo.

Si Pérez Bayer hubiera sabido de la existencia de las cisternas que albergaba en su interior, las columnas de piedra aparecidas o hubiera visto que en el arreglo solo de una calle aparece otra cisterna impresionante además de las que ya hay descubiertas, no creen ustedes que alguien se hubiera atrevido a plantear ningún tipo de discusión en el futuro sobre Monturque.

Podrán haber picado todas las inscripciones, podrán haber derribado todos los edificios, pero lo que no podrán haber arrancado de nunca de la tierra las piedras, los cimientos, y las Cisternas de Munda que ahora están a la vista.

A ver cual de todas las Mundas tenia agua en su corazón para resistir un asedio de un mes, unas solidas murallas porque si hay algo de sobra en Monturque es piedra. Porque las tierras que se ven desde Monturque en una visión de 180ª son los Campus Mundensis.

Con el nuevo descubrimiento de los restos de un acueducto romano capaz de llenar las cisternas de Monturque, esta historia no ha hecho mas que empezar

Antonio Galán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + once =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.