compártelo en
Share

El Sindicato de Enfermería SATSE ha emitido un comunicado en el que denuncia que la responsable del Servicio de Medicina Preventiva de la ASHAG para los Hospitales de Montilla, Puente Genil y Valle del Guadiato en Córdoba se niega a realizarle los test de detección del COVID-19 (PCR) a los profesionales que han usado las mascarillas defectuosas durante más de 7 días en los citados hospitales.

Explica SATSE que en el Comité de seguridad y salud celebrada en el día de ayer, ante su demanda de información, la Dirección de la Agencia comunica la retirada de dos nuevos modelos de mascarillas denominadas Elite Respitator Eb09.049 y KN95 Mask (Purvigor) ante la falta de evidencias que garantice su efectividad.

Subraya SATSE que estos modelos de mascarillas se han utilizado como FFP2 y FPP3, las de máximo nivel de protección, para realizar técnicas de alto riesgo y catalogadas como tal por las Unidades de Prevención. Este nuevo incidente ya es el segundo caso de material defectuoso en apenas diez días, tras el caso de la retirada de las mascarillas FFP2 del fabricante “Garry Galaxy”, distribuidas por el Ministerio de Sanidad.

SATSE ha exigido que, de forma inmediata, se localice a todos los profesionales que han utilizado estos materiales y se les ponga en aislamiento preventivo mientras se le realizan las pruebas pertinentes para determinar si se han contagiado de COVID-19, a lo cual el Servicio de Medicina Preventiva se ha negado y solo se les realizaran dicha prueba a aquellos profesionales que según su criterio hayan tenido un contacto estrecho de alto riesgo.

Ante esta situación, SATSE ha mostrado su indignación por esta decisión ya que en la práctica asistencial diaria en una UCI con pacientes COVID positivos es imposible determinar quién es contacto estrecho y quien no lo es, por lo que le ha vuelto a solicitar a la Dirección del Hospital que se consideren todos los profesionales afectados por este incidente como contactos estrechos de alto riesgo, como se está realizando en el resto del Sistema Sanitario Público Andaluz.

Como viene defendiendo SATSE desde el inicio de la pandemia, los profesionales deben de contar con equipos de protección individual suficientes y adecuados, de cara a la protección de su salud y de la población, para garantizar la seguridad en el trabajo, y cuando la administración comete el error de facilitar material inadecuado lo menos que debe de hacer es estar a la altura de las circunstancias para sacar de la incertidumbre que ha provocado a los profesionales.

SATSE entiende que esta situación está agravando y multiplicando el riesgo de contagio de los profesionales, generando un estrés añadido para los trabajadores, ya que no encuentran respuesta en el Servicio de Medicina Preventiva de su hospital. La decisión adoptada ni es ágil ni es acertada según SATSE, ya que hacer los test es la única forma de conocer si ha habido contagio y por tanto la única manera de anticiparnos a la progresión de la enfermedad.

Desde el Sindicato de Enfermería se denuncia el doble rasero existente dentro de la Consejería de Salud, ya que a los profesionales sanitarios de los centros de Córdoba dependientes del SAS (Reina Sofía, Infanta Margarita y Hospital Valle de los Pedroches) y que se han visto expuestos por el uso de mascarillas defectuosas se ha iniciado la realización de los test para detección del Covid-19 (PCR) y detectar posibles contagios, que además siguiendo las instrucciones de la Consejería de Salud se le están realizando desde el pasado martes 23 de abril test rápidos masivos (IgM a IgG) a todos los profesionales que prestan sus servicios en el SAS, tanto en Atención Primaria Como en Hospitales, sin embargo en los centros sanitarios dependientes de la Agencia Sanitaria Pública Alto Guadalquivir no se les realiza estos ni los Test de detección.

Finaliza SATSE exigiendo a la Dirección Gerencia como máxima responsable de estos Hospitales una rectificación en esta decisión adoptada por su Servicio de Prevención, debido a que el máximo responsable de la seguridad y la salud de los profesionales es la Dirección Gerencia, instándole a que dicte las órdenes oportunas para la realización de las pruebas de detección del COVID-19 a todos los profesionales que no han tenido una protección adecuada con el uso de estas mascarillas defectuosas, e inicie la realización de los test serológicos masivos (IgM a IgG), como ocurre en el resto de los centros del SSPA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share
Share