Se cierra la campaña de la vendimia con alerta ante la merma acumulada de producción que junto a los bajos precios sitúan al agricultor en situación crítica

La organización agraria Asaja Córdoba ha celebrado su sectorial vitivinícola en Montilla (Córdoba) tratando los temas más actuales del marco, entre los que se ha destacado la situación crítica en la que se encuentra el sector tras la última vendimia debido, fundamentalmente, a la merma acumulada de producción de uva y los bajos precios alcanzados.

Una vez terminada la campaña en la zona de Montilla-Moriles, el balance de producción de uva blanca es de 32 millones de kilos de uva, lo que supone una reducción de un 20% respecto a la campaña anterior, disminución que realmente es más grave teniendo en cuenta que ya se venía acumulando una merma de la campaña anterior.

No obstante, la variedad autóctona, Pedro Ximénez, ha tenido un buen balance dedicando a pasera 8 millones de kilos que generarán “vinos excelentes que nos identifican”.

Sin embargo, la uva tinta también ha experimentado una disminución importante con una cosecha de 3,5 millones de kilos debido fundamentalmente a que en la zona se están arrancando las variedades tintas encabezada por la Syrah.

En cuanto a los precios de la uva, en bodega han aumentado un 20%, llegando a unos 38 céntimos el kilo. Desde Asaja Córdoba, se quiere transmitir que el sector debería ser sensible con la situación de precios, ya que la merma de kilos que se va acumulando campaña tras campaña no se sufraga con la subida de 6 céntimos por kilo de uva.

Por ello, la organización agraria considera que “es fundamental la promoción de nuestros vinos teniendo en cuenta que el consumo principal se realiza en nuestra provincia y es necesario ampliar el mercado, máxime cuando en el marco Montilla-Moriles se produce el 80% del Pedro Ximénez, seña de identidad”.

compártelo en
Share

NINGÚN COMENTARIO

Deja un comentario