Este fin de semana se  ha disputado la XXXIV Cal y el Olivo  que con un recorrido por tierra y asfalto hizo las delicias de los participantes y publico en general

La XXXIV Cal y el Olivo cubrió una distancia que rozó los 22,5 kilómetros, impidiendo así la denominación de media maratón para la que fue homologada la prueba en 2002.

Debido a la puesta en marcha de las obras de la carretera que une Arahal y Morón el ha tenido que cambiar esta edición su recorrido  ha cambiado  teniendo la salida desde Morón (10:00 horas, Paseo de la Alameda) por los carriles de la Vía Verde hacia la conexión con el cruce del Paso de la Nena (a la altura de la Base aérea de Morón) y la carretera de asfalto que desde allí conduce a la meta en la cuna de la aceituna de mesa, ya en Arahal.

Con respecto a lo deportivo destacar que los podios absolutos estuvieron compuesto por:

General masculino

  1. Jesús Brenes Gómez con un tiempo de 1:14:44 del Ohmio
  2. Rubén Álvarez Miguel con un tiempo de 1:15:11 del Miguel Ríos
  3. Juan Javier Carrasco Martín con un tiempo de 1:18:36 del Ohmio

quedando 4º el montillano Rafael Sánchez a 39 segundos.

General Femenino

  1. Carmen Valle Atienza con un tiempo de 1:30:04 del Ohmio
  2. Sigrid Averland con un tiempo de 1:36:58 del Miguel Ríos
  3. Laura González Sanabria con un tiempo de 1:39:16 del Amigos de la Pirámide

La delegación montillana se repartió los podios de la siguiente forma:

Rafael Sánchez Fernández con un tiempo de 1:19:57 del Atletismo Cordobés, 4º de la General y 1º en la categoría Veterano B

Luis Rodríguez López con un tiempo de 1:29:36 del Club Atletismo de Montilla, quedó 2º en la categoría Veterano E.

Manuel López Jiménez con un tiempo de 1:41:08 del Club Atletismo de Montilla, quedó 2º en la categoría Veterano F.

Buena salud es la que respira el atletismo local, teniendo en cuenta que son amater, que seguimos sin la prometida pista de atletismo y que tenían que batirse con los 731 inscritos.

Antonio Galán

compártelo en

NINGÚN COMENTARIO

Deja un comentario