Elegir bien los juguetes, clave para para garantizar la seguridad de los niños

compártelo en
Share

El servicio Emergencias 112 Andalucía, recomienda una serie de consejos y pautas para garantizar la seguridad de los juguetes y evitar incidencias cuando los menores jueguen con este tipo de artículos.

El número único de emergencias europeo recuerda que es esencial cuidar la elección, adquisición y uso de los productos con los que los más pequeños de la casa aprenderán y se divertirán durante estas fiestas navideñas. Los artículos deben ser siempre seguros y han de escogerse en función de la edad del niño, además de tener en cuenta los valores y capacidades que pueda desarrollar con su uso, de forma que estimulen su creatividad y favorezcan la experiencia de interacción con el mundo.

El 112 resalta la importancia a la hora de elegir un producto que se compruebe previamente que lleve la marca CE bien visible y legible, en la que el fabricante asegura que cumple la normativa de seguridad establecida por la Unión Europea y, paralelamente, que tenga las instrucciones de uso en castellano. Los juguetes que no lleven esta distinción, no tienen suficientes garantías de seguridad. También hay que cerciorarse de que aparezca impreso el nombre del fabricante.

Los juguetes deben contener, asimismo, las advertencias necesarias si entrañan algún riesgo especial, como el hecho de que no sean convenientes para menores de tres años, que estén destinados únicamente para mayores de diez, que deban usarse bajo la vigilancia de un adulto o que deben utilizarse determinados juguetes solo en agua donde el niño pueda permanecer de pie y bajo vigilancia.

La normativa de seguridad, por ejemplo, para los juguetes destinados a niños de menos de tres años no permite que estos tengan piezas pequeñas o separables. De ahí que el centro de coordinación recomiende no dejarse impresionar por la publicidad y probar el juguete antes de comprarlo.

Calidad apropiada

El artículo debe tener una calidad apropiada, por lo que es preferible acudir a centros especializados y evitar juguetes excesivamente baratos, porque no suelen tener la suficiente calidad ni seguridad. Es recomendable, recuerda el centro de coordinación de emergencias, que el objeto elegido no tenga apariencia de comida, que no tenga piezas que se desprendan fácilmente para evitar incidentes, sobre todo con bordes cortantes o trozos que se astillen, y que no sean de materiales pintados o barnizados.

Durante el uso del juguete, se recomienda extremar la atención para aquellos artículos destinados a menores de tres años, al ser una etapa en la que el niño puede tragarse piezas y ello conlleva riesgos de asfixia, corte o intoxicación.

El 112 insiste, finalmente, en que no siempre se pueden eliminar todos los riesgos cuando un niño juega o manipula un juguete, por lo que es vital educarlos en el riesgo, enseñándoles a evitar o minimizar posibles incidentes, y revisando periódicamente el estado de los mismos y su entorno de juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.