El Laboratorio del Servicio de Cría Caballar reconocido como ‘Zona cardioasegurada’

compártelo en
Share

El Laboratorio de Investigación Aplicada del Servicio de Cría Caballar de las Fuerzas Armadas, ubicado en el Centro Agropecuario de la Diputación de Córdoba, ha sido reconocido por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía como ‘Zona cardioasegurada’ tras certificar ésta que cuenta con un desfibrilador semiautomático y con personal entrenado para su uso.

El acto de entrega de este distintivo ha tenido lugar en las instalaciones del Laboratorio, en el Centro Agropecuario Provincial, contando con la presencia del delegado de Agricultura y Caminos Rurales de la Diputación, Francisco Ángel Sánchez; la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta, María de los Ángeles Luna; y el coronel veterinario José Luis Vega Pla.

El delegado de Agricultura y Caminos Rurales en la institución provincial ha destacado que esta distinción “es un buen regalo para el cincuenta aniversario del Centro Agropecuario y es fruto de la colaboración entre instituciones; es un ejemplo de cómo colaboramos las administraciones en beneficio de la ciudadanía; era necesario tenerlo y estamos orgullosos de que se haya dado este paso”.

La delegada de Salud ha destacado que “con la distinción de zonas cardioaseguradas la Junta pretende sumar sinergias, pues una actuación inmediata ante una parada cardiorrespiratoria, junto a la posterior asistencia por parte de los equipos de emergencias sanitarias, mejora el resultado final, disminuyendo la mortalidad y las secuelas derivadas”.

Por último, el director del Laboratorio, el coronel veterinario Vega Pla, ha agradecido la entrega de esta distinción y ha recordado que “después de 30 años de colaboración con la Diputación de Córdoba, para expresar esta colaboración hemos querido contar con esta zona cardioasegurada”.

Un total de 51 centros de diferentes organizaciones en Córdoba disponen del distintivo de ‘Zona cardioasegurada‘ que concede la Consejería de Salud, a través de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, a las instituciones que lo solicitan y cumplen unos requisitos.

Así, se concede a los que disponen de un número determinado de desfibriladores externos automatizados en sus instalaciones, que estén operativos y en una ubicación adecuada de forma que se posibilite que al menos el 75% de los usuarios de las instalaciones pueda aplicar la desfibrilación en un tiempo no superior a tres minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.