Día de todos los santos y fieles difuntos

Día de todos los santos y fieles difuntos

0

La Iglesia católica celebra en el comienzo de noviembre a todos los santos y los fieles difuntos, siendo eprimero de noviembre un día en el que se homenajea a todos los santos, conocidos y desconocidos.

A los que están en los altares y a tantos y tantos cristianos que después de una vida según el evangelio participan de la felicidad eterna del cielo. Son nuestros intercesores y nuestros modelos de vida cristiana. El día 2 de noviembre honramos a nuestros fieles difuntos.

El director del secretariado de la Comisión Episcopal de Liturgia explica qué celebramos el Día de todos los santos

Oración por los difuntos en el cementerio

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

MONICIÓN

Queridos hermanos: nos encontramos hoy en este cementerio para recordar a nuestros hermanos que murieron en la paz de Cristo y confiarlos con fe y esperanza, al amor de Dios Padre. Por el bautismo
fueron incorporados a la Iglesia, la familia de Cristo y, unidos a nuestra comunidad participaron asiduamente en la mesa del Señor. Pidamos, pues, ahora a Dios que los creó, los alegre también en el banquete de su reino y que puedan gozar con los santos y elegidos de los premios eternos.

ORACIÓN COLECTA

Autor de la vida, acuérdate de nuestros hermanos, familiares y bienhechores que, confiando en ti, ha ido a su descanso eterno; y, ya que este primer mundo acabó para ellos, alégralos ahora en tu paraíso, donde ya no hay llanto ni luto ni dolor, sino paz y alegría con tu Hijo y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos. R/.
Amén.

LECTURA DE LA PALABRA DE DIOS
Lectura del santo evangelio según san Juan (6,37-4)

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente:
– «Todo lo que me da el Padre vendrá a mí, y al que venga a mí no lo echaré afuera, porque he bajado del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me ha enviado.

Ésta es la voluntad del que me ha enviado: que no pierda nada de lo que me dio, sino que lo resucite en el último día.

Ésta es la voluntad de mi Padre: que todo el que ve al Hijo y cree en él tenga vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día».

Palabra del Señor.

ORACIÓN DE LOS FIELES

Hacia ti, Señor, levantamos nuestros ojos; contempla, Señor nuestra tristeza, fortalece nuestra fe y concede a nuestros hermanos difuntos el descanso eterno.

1.- Tú que resucitaste a los muertos, concede la vida eterna nuestros hermanos. R/. Te lo pedimos, Señor.
2.- Tú que desde la cruz prometiste el paraíso al buen ladrón, acoge a nuestros hermanos en tu reino. R/. Te lo pedimos, Señor.
3.- Tú que experimentaste el dolor de la muerte y resucitaste gloriosamente del sepulcro, concede a nuestros hermanos la vida feliz de la resurrección.

R/. Te lo pedimos, Señor.
4.- Tú que lloraste ante la tumba de tu amigo Lázaro, dígnate enjugar las lágrimas de quienes lloramos la muerte de nuestros hermanos.
R/. Te lo pedimos, Señor.

V/. Señor ten piedad, Cristo ten piedad, Señor ten piedad
V/. Padre nuestro, Ave María, Gloria
V/. Señor ten piedad, Cristo ten piedad, Señor ten piedad

ORACIÓN Y RESPONSO FINAL

Escucha, Señor, nuestras súplicas y haz que tus siervos, que han salido de este mundo, perdonados de sus pecados y libres de toda pena, gocen junto a ti la vida inmortal; y, cuando llegue el gran día de la resurrección y del premio, colócalos entre tus santos y elegidos. Por Jesucristo, nuestro Señor. R/. Amén.

V/. Señor, + dales el descanso eterno. R/. Y brille sobre ellos la luz eterna.
V/. Descansen en paz. R/. Amén.
V/. Sus almas y las almas de todos los fieles difuntos, por la misericordia de Dios, descansen en paz. R/. Amén.
V/. Podéis ir en paz. R/. Demos gracias a Dios.

compártelo en
Share

NINGÚN COMENTARIO

Deja un comentario

Share
Share