El presidente del Partido Popular de Córdoba Adolfo Molina ha denunciado que existe una “desviación de financiación acumulada de más de 351 millones de euros con el canon del agua“, según recoge un informe del interventor general de la Junta de Andalucía en la Cuenta General sobre el ejercicio 2016.

Para Molina, los andaluces y cordobeses estamos pagando un dinero por unas infraestructuras que no tenemos porque la Junta de Andalucía no las ha ejecutado, con lo cual pedimos al gobierno andaluz que explique dónde está ese dinero recaudado con el canon del agua. “El informe es muy claro y demoledor; creemos imprescindible que Susana Díaz de explicaciones con urgencia“, dice.

El diputado autonómico ha lamentado que la presidenta de la Junta se entretenga en exigencias al Gobierno de España cuando tiene encima de la mesa problemas graves para Andalucía, entre ellos la política de agua y las infraestructuras hidráulicas. Con ello se refiere a las palabras de Susana Díaz exigiendo obras e infraestructuras al Gobierno de Rajoy, además de agilidad en las concesiones administrativas pendientes.

Palabras en concordancia con las declaradas por Rosario Alarcon la semana pasada en Montilla donde  ya denunciaba esta falta de compromiso en general con la campiña y con las depuradoras no instaladas y si recaudadas.

Parece que a Susana Díaz le falla la memoria y hay que recordarle que en el mes de julio el Ministerio de Agricultura y la Consejería de Medio Ambiente de la Junta firmaron un acuerdo por el que el Gobierno de Mariano Rajoy salía al rescate del gobierno andaluz para hacer frente a la construcción de 31 depuradoras en toda Andalucía, por la mala gestión y la ineptitud de los responsables socialistas de la Junta”, dice Molina.

La Junta ha sido incapaz de cumplir lo prometido en las construcción de depuradoras pese a haber cobrado a los andaluces el impuesto del canon del agua, y ahora ni tenemos depuradoras ni sabemos dónde está el dinero que han recaudado para ellas, comenta.

Por otro lado, Adolfo Molina ha reprochado la baja ejecución en el presupuesto destinado a los regantes y al Medio Ambiente. Dentro del Programa de Desarrollo Rural lo destinado a los regantes andaluces pasa de 27,8 millones en 2017 a 3,4 millones en 2018. “Además del brutal recorte, en 2016 solo se ejecutó un 2,5% y se dejaron sin gastar 52 millones de euros”, afirma.

Según datos de la Junta, en 2017 había 276 millones de euros en el presupuesto de Medio Ambiente pero a 31 de agosto sólo se habían ejecutado un 15,55% y en inversión pública tan sólo 17 millones de 229.

En definitiva, Susana Díaz debe empezar por trabajar en Andalucía y volcarse con la política del agua en nuestra tierra cuya gestión deja mucho que desear, concluye.

compártelo en
Share

NINGÚN COMENTARIO

Deja un comentario