Si la semana pasada, como muestra de democracia y madurez, invitábamos a poner una foto del balcón de cualquiera que tuviera una bandera de España, si bien el resultado ha sido positivo, preocupa el grado de radicalismo de unos pocos que se han criado entre los algodones de la democracia.

La semana pasada analizábamos el por qué y el como, de la desafección de muchos de los catalanes por España y lo que simboliza, hoy, tras una semana en la que la bandera España ha ondeado en el Facebook de esta casa, hemos podido ver que los radicalismos no son cosa de Cataluña y la CUP, sino que hay un radical y un intolerante a la vuelta de cualquier esquina.

Con el desafío independentista de facto por las calles de Cataluña de telón de fondo, se me ocurrió la idea de contrarrestarlo con un poco de amor patrio que nunca viene mal, a pesar de los resquemores que siempre destapa por aquellos que nunca se han sentido representados por la Bandera constitucional, siempre anhelando la del estado fallido de la República y que nunca se podrá comparar a la de franquista, por mucho que se insista.

Bien, pues casi con 90 años desde la finalización de la terrible Guerra Civil española, y mas de 40 de la muerte del dictador, aun hay gente que vive en aquella época y la rememora hasta tal punto,  que todo lo que no sea su visión de lo que tenia que haber sido y no fue, es vituperado, odiado y atacado, olvidando que agua pasada no mueve molino.

Las guerras, que nacen del odio y la irracionalidad, no traen nada mas que desgracias por ambos bandos y ese vivir en el continuo odio no hace mas que alimentar a la bestia que todo hijo de vecino llevamos dentro.

Pues bien, retomemos el experimento banderil, del cual podemos sacar varias conclusiones:

  • 7.353 personas han visto la invitación a poner la bandera en esta semana y se ha compartido 13 veces.
  • Emoticonos: 105 me gusta, 12 corazones, 6 enfados , 1 risa y 1 llanto. Tal cual
  • Comentarios: 107

Comentarios
De ellos, por cada bandera constitucional colgada o comentario de apoyo a España, ha caído sobre ellos y ellas una suerte de comentarios despectivos y negativos que ha hecho que el administrador del Facebook se tuviera que emplear a fondo, llegando a estrenar el bloqueo cuyo honor tuvo a bien estrenar un independentista cansino que no dejaba de insultar al resto de los demócratas.

Hacia Montilla Abierta, desde perfiles mas o menos verdaderos y algunos creados ex profeso para esta ocasión, agradecemos el esfuerzo, hemos recibido desde el simple desprecio hacia todo nuestro trabajo,  a hacernos ciberbulling, nos han llamado nazis, fachas, ipocritas, me ha retirado la palabra… y ya el remate del tomate es UNO DE AQUÍ dando vivas a ETA, todo antes que sentirse Español.

Sinceramente, no lo entiendo ni lo entenderé. Yo he ido por toda España y solo me he encontrado con muchísima gente buena. Tenemos un gran sistema de salud, un buen sistema educativo, prestaciones para desempleados y minusválidos, buen clima y variedad del mismo y si pasas necesidad está Servicios Sociales, Cáritas, Cruz Roja y muchísimas ONG que te pueden ayudar.  No se que país puede reunir tantos requisitos en tan poco territorio.

¿Corrupción?, la culpa es nuestra. Tenemos una cosa que se llama elecciones y lo que tenemos que hacer es votar a otro partido o persona que sea decente, exigir que las leyes sean mas duras y la Ley sea mas rápida contra los corruptos, vengan de donde vengan, no hay mas.

Vivimos en un Estado de Derecho, regido por leyes, unas mas justas y otras quizás menos, pero que siempre se pueden cambiar, adaptándolas a los tiempos para que los demócratas vivamos en paz y armonía.

Los políticos mediocres, los hay en todos los bandos,  son los que azuzan a la masa con el odio a lo desconocido, odio al extraño,  odio al que piensa diferente, odio en general para justificar su poltrona sin importar los daños que puedan acarrear, por que siempre la culpa es de otro. Quien siembra vientos recoge tempestades.

Les recomiendo la película  American History X, es muy interesante y le puede abrir los ojos a mas de un ciego.

Todo lo que no sea respeto, empatía y legalidad es intransigencia odio, y anarquía…,  y francamente no creo que estos que tanto se quejan y odian España duraran mucho en un sistema anárquico.

Antonio Galán

compártelo en
Share

NINGÚN COMENTARIO

Deja un comentario