Colapso en la Consejería de Medio Ambiente

Colapso en la Consejería de Medio Ambiente

compártelo en
Share

Asaja lamenta el colapso de la Consejería de Medio Ambiente y pide personal suficiente  ya que los expedientes de solicitudes de control de daños causados por fauna cinegética en terrenos no cinegéticos se acumulan sin ser objeto de estudio

La organización agraria Asaja Córdoba ha solicitado por escrito al consejero del ramo, José Fiscal, que se adopten las medidas pertinentes para dotar de personal a sus departamentos para evitar los problemas que se están originando en los últimos meses.

Asaja ha explicado que las delegaciones territoriales de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, y en concreto, en los departamentos de caza y pesca pertenecientes al servicio de Gestión del Medio Natural, existe una falta de personal que viene derivando a lo largo de los últimos meses en atrasos y bloqueos de muchos trámites administrativos ordinarios. Se trata de departamentos “con gran volumen de trabajo y de carga administrativa, en los que se deben abordar infinidad de expedientes, de la forma más ágil posible, dada su trascendencia en muchos casos”.

La organización subrayó que son varios meses ya en los que se está sufriendo “el colapso de estos departamentos, en los cuales se amontonan determinados tipos de expedientes sin que haya personal que pueda tramitarlos”.

Por ejemplo, en el departamento de caza de la delegación de Córdoba, los expedientes de solicitudes de control de daños causados por fauna cinegética en terrenos no cinegéticos “se acumulan sin ser objeto de estudio, pasando los meses e incluso ya superando el año, sin expectativas de resolución para los mismos”.

Del mismo modo, otro tipo de solicitudes que “se amontonan sin ser estudiadas”, son las concernientes a cercados cinegéticos. En muchos casos este tipo de cercados suelen ser de protección, por lo que, los solicitantes “están sufriendo episodios de daños causados por fauna cinegética sobre sus explotaciones, sin poder poner en funcionamiento las medidas de protección que se pretenden con este tipo de cercados”.

Todo esto se agrava si tenemos en cuenta lo dispuesto en el nuevo Reglamento de Ordenación de la Caza (Decreto 126/2017, de 25 de julio), el cual recoge que la totalidad de trámites administrativos ordinarios relacionados con cotos de caza y sus planes técnicos de caza tendrán silencios administrativos desestimatorios para el administrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *