Aumentan hasta el 70% del coste los incentivos para cambios de ventanas y aislamiento de edificios

Aumentan hasta el 70% del coste los incentivos para cambios de ventanas y aislamiento de edificios

compártelo en
Share

Las ayudas, con una previsión de 53 millones, mejorarán la eficiencia energética de 5.000 hogares y 1.500 establecimientos y aumentan hasta el 70% del coste los incentivos para cambios de ventanas y aislamiento de edificios

La Junta de Andalucía ha incrementado el porcentaje de cobertura de los incentivos que concede desde mayo de 2017 para renovación de ventanas, aislamiento de edificios y mejora de la iluminación interior, que en algunos casos se duplican y alcanzan hasta el 70% del coste de las obras, que ya se aplica desde el lunes, 23 de abril.

Estos incentivos al ahorro energético, con un previsión de 53 millones de euros e incluidos en la línea Construcción Sostenible del Programa para el Desarrollo Energético Sostenible de Andalucía, pueden solicitarse por ciudadanos, comunidades de vecinos, pymes y autónomos. Los interesados deben ponerse en contacto con alguna de las 2.411 entidades colaboradoras del programa, que tramitan las ayudas en su nombre y cuyo listado pueden consultar en la página web de la Agencia Andaluza de la Energíahttps://www.agenciaandaluzadelaenergia.es/soporteinteractivoOrden/como-solicitar-incentivos/.

Las obras de renovación de ventanas y aislamientos, con un presupuesto de 48 millones de euros, mejorarán la eficiencia energética de unos 5.000 hogares, mientras que las intervenciones en iluminación beneficiarán a más de 1.500 establecimientos turísticos, comerciales, de oficinas y otros centros de trabajo, con un apoyo público de cinco millones. En ambos casos podrá lograrse un ahorro de hasta el 80% de la energía requerida para calefacción y refrigeración, lo que supone entre 400 y 1.000 euros anuales. En términos de empleo, estas actuaciones conllevarán la creación de unos 2.000 puestos de trabajo en la construcción y la rehabilitación sostenible, que se sumarán a los 15.600 que actualmente componen este subsector en la comunidad autónoma.

La sustitución de ventanas o huecos acristalados es la actuación que más aumenta su porcentaje de incentivo, pasando del 20% al 60% de la inversión con carácter general y pudiendo alcanzar el 65% si se realiza en un edificio construido entre 1980 y 2007 y hasta un 70% en los casos de una antigüedad superior. La cobertura máxima también se aplica si el proyecto incluye soluciones avanzadas de aislamiento térmico (en cerramientos, cubiertas o suelos), frente a la anterior ayuda del 35%-45%.

De esta forma, para cambiar ocho ventanas de hierro con vidrio simple en una vivienda construida antes de 1980 por otras de PVC y vidrios especiales con protección solar, la entidad colaboradora ofrecerá al ciudadano interesado un presupuesto de unos 12.000 euros (750 por metro cuadrado). La antigüedad de la edificación le hará optar al máximo de incentivo, el 70%, con lo que obtendrá 8.400 euros. La factura incluirá ya el descuento de la ayuda, por lo que únicamente abonará 3.600 euros para un ahorro energético calculado en 431 kWh/año.

Por su parte, la cobertura del incentivo para el aislamiento de edificios, tanto interior como exterior, pasa de una horquilla del 30%-45% a otra del 60%-70%, según el año de construcción. Como ejemplo, el propietario que quiera mejorar la cubierta de una vivienda construida antes de 1980 recibirá un presupuesto estimado de unos 2.400 euros (300 euros por metro cuadrado aislante) y un incentivo del 70% (equivalente a 1.680 euros), con lo que su factura quedará en 720. La introducción de aislante de lana mineral en el falso techo del inmueble disminuirá las pérdidas energéticas en 3.000 kWh/año, con la consiguiente reducción del gasto eléctrico.

La aplicación de pinturas con especiales características de aislamiento térmico es otra solución contra el frío y el calor. Si opta por este tipo de intervención, el propietario de un piso construido antes de 1980 disminuirá hasta 350 kWh/año las pérdidas energéticas. Recibirá un presupuesto de unos 1.000 euros (20 euros por metro cuadrado de pared) y, con el 70% de cobertura, tan sólo abonará 300 euros.

Por su parte, el aumento del porcentaje en las ayudas para intervenciones de iluminación interior beneficiará especialmente al sector turístico andaluz a través de renovación de equipos e implantación de proyectos luminotécnicos. Los incentivos, a los que pueden optar pymes y autónomos, cubrirán entre el 40% y el 55% del coste total, frente a la anterior horquilla del 30%-45%, en función del alcance del proyecto y con prioridad para los sectores recogidos en la Estrategia de Innovación de Andalucía 2020 (RIS3), entre ellos el turismo, y para el uso de nuevas tecnologías de medición y seguimiento energético.

De este modo, un restaurante que invierta 6.000 euros en renovar su iluminación con tecnología led podría tener un incentivo del 45% y conseguirá un ahorro energético anual del 60%, estimado en unos 1.500 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.