La PAC post 2020 debe aunar ciencia y tecnología con sostenibilidad ambiental y socio-económica, “ahora más que nunca necesitamos una PAC potente, eficaz y con presupuesto suficiente para afrontar el compromiso de alimentar a 500 millones de personas y gestionar y cohesionar responsablemente el 80% del territorio comunitario”, señaló Pedro Barato, presidente nacional de ASAJA, en su intervención en la Conferencia PAC post 2020 que se ha celebrado en Madrid.

En este foro, que ha reunido a más de 300 expertos del sector agroalimentario, han participado responsables de todas las administraciones, comunitaria, con el comisario de Agricultura de la UE, Phil Hogan, nacional, con la ministra de Agricultura, Isabel Garcia Tejerina, y autonómica, con los consejeros de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de todas las autonomías.

El presidente de ASAJA, que participó en una mesa redonda sobre ‘La PAC desde la perspectiva agraria y medioambiental’ junto a responsables de organizaciones ecologistas, hizo hincapié en la necesidad de que la PAC siga siendo como una prioridad básica en la agenda comunitaria porque debemos afrontar nuestro compromiso de alimentar a 500 millones de europeos y al mismo tiempo conservar el territorio y crear empleo en el medio rural y en nuestros pueblos, es decir lograr cohesionar económica, social y territorialmente la U.E.

Para esto necesitamos “una PAC consecuente con los tiempos que nos toca vivir, con mercados globalizados y extremadamente volátiles, que sea capaz de dar soluciones eficaces de gestión de mercados e imponer transparencia y equidad en las relaciones comerciales. Pero también queremos una PAC que promueva la innovación a favor del desarrollo productivo sostenible”, sin más limitaciones que las que la ciencia pueda imponer para proteger la salud humana, animal y medioambiental.

Cada vez son más los agricultores que conjugan prácticas de agricultura de conservación, como la siembra directa, con la última tecnología en agricultura de precisión, y la unión de ambas está dando muy buenos resultados en reducción de emisiones, fijación de carbono, ahorro de agua y costes de producción. Año tras año, crecen las Superficies de Interés Ecológico y las hectáreas dedicadas a pastos medioambientalmente sensibles porque pocas políticas agrarias hay en el mundo que tengan más en cuenta el medioambiente que la PAC a través una legislación muy rigurosa y conservacionista.

Por tanto, desde ASAJA entendemos que ciencia, tecnología y biotecnología son herramientas indispensables para afrontar los retos del siglo XXI, retos alimentarios, nutricionales y sanitarios y también retos medioambientales. Por eso defendemos una PAC sostenible desde el punto de vista ambiental pero también desde el punto de vista socio-económico y territorial.

compártelo en
Share

NINGÚN COMENTARIO

Deja un comentario